La salud mental y el bienestar en las personas mayores

Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Angie

Compartir en

En los últimos años, la salud mental ha ganado mucha más importancia, protagonizando cientos de campañas de concientización alrededor del mundo. 

Sin embargo, aún existen muchas dudas sobre la salud mental en la tercera edad y cómo puede afectar su calidad de vida. 

Entender a profundidad cada una es indispensable para ayudar a los adultos mayores de nuestra familia a alcanzar su bienestar físico y mental. Así que, vamos a conocer un poco más al respecto. 

 

¿Qué es la salud mental? 

La salud mental abarca mucho más de lo que pensamos, incluyendo nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Usualmente asociamos el término con cómo nos sentimos o comportamos. Sin embargo, es importante entender que va mucho más allá de nuestro estado de ánimo. 

La forma en la que manejamos el estrés, tomamos decisiones y nos relacionamos con los demás también son definidas por la salud mental. Por lo tanto, podemos decir que tiene un impacto significativo en todas las etapas de la vida, desde la niñez hasta la adultez. 

 

¿Qué factores pueden contribuir a los problemas de salud mental? 

A lo largo de los años, todos podemos experimentar problemas de salud mental relacionados con nuestro pensamiento, comportamiento y estado de ánimo. Las causas detrás de ellos son muy variadas y pueden incluir: 

  • Factores biológicos como química del cerebro o genes.
  • Experiencias de vida, como abuso o trauma.
  • Antecedentes familiares de problemas de salud mental.

Si bien muchos de estos problemas de salud mental son comunes, la mayoría pueden mejorar con ayuda de especialistas. Algunos incluso se recuperan por completo. 

 

Salud mental en la vejez 

Según la Organización Panamericana de la Salud, la depresión es el problema de salud mental más común entre las personas mayores. 

Además, debido al envejecimiento de la población, expertos esperan que el número de adultos mayores sufriendo algún trastorno o condición relacionada con la salud mental se duplique en menos de diez años. 

Las cifras también muestran que las personas con 85 años o más tienen la tasa de suicidio más alta en todos los grupos de edad. 

Desafortunadamente, los servicios de salud para las personas mayores son extremadamente limitados en la mayoría de los países de latinoamérica. 

 

Problemas de salud mental que los adultos mayores suelen experimentar con más frecuencia 

Entre los problemas de salud mental más comunes en la vejez, están:

  • los trastornos afectivos y de ansiedad
  • la psicosis
  • la depresión
  • la demencia

Algunos adultos mayores también pueden experimentar trastornos del sueño o del comportamiento, confusión, y deterioro cognitivo. 

 

Causas más comunes del deterioro de la salud mental en la vejez

Los seres humanos experimentamos cambios drásticos en nuestras vidas a medida que nos hacemos mayores. En la vejez, cuando ya no participamos en las mismas actividades o no nos sentimos físicamente igual a cuando éramos jóvenes, esto puede tener un impacto negativo en la salud mental. 

En este sentido, las causas más comunes detrás del deterioro de la salud mental en personas mayores incluyen: 

  • Aislamiento
  • Pérdida de la movilidad o discapacidad física
  • Deterioro de la salud física
  • Falta de comunicación con familiares o amigos 
  • Sentimiento de soledad
  • Enfermedades a largo plazo
  • Dolor crónico 
  • Pérdida de seres amados
  • Dieta pobre o desnutrición 
  • Abuso de alcohol u otras sustancias

Sin embargo, eso no significa que todos los adultos mayores van a sufrir de algún trastorno mental. Estos problemas no son parte del envejecimiento y pueden mejorar con el tratamiento o terapia adecuada. Por esa razón, es importante detectar cuando empiezan a aparecer. 

 

Señales de alerta a las que debemos prestar atención 

La Organización Panamericana de Salud dice que al menos uno de cada cuatro adultos mayores puede experimentar algún trastorno mental. Las más comunes son la depresión, la ansiedad y la demencia. 

¿Hay alguna forma de saber si nuestros familiares están sufriendo problemas de salud mental? Afortunadamente, sí. Estas son algunas de las señales a las que debemos prestar atención: 

  • Comer poco o demasiado
  • Dormir poco o demasiado
  • Tener bajos niveles de energía 
  • Alejarse de las personas 
  • No involucrarse en actividades habituales 
  • Sentirse como si nada importara
  • Sentirse entumecido
  • Tener dolores o molestias inexplicables 
  • Beber alcohol, fumar o consumir otras sustancias más de lo habitual 
  • Sentirse inusualmente enojado, asustado, preocupado o nervioso
  • Experimentar cambios de humor severos y repentinos 
  • Pelear, gritar o ser violentos con otros similares
  • Tener pensamientos negativos recurrentes 
  • Tener recuerdos persistentes sin poder sacarlos de sus cabezas 
  • Escuchar voces o creer cosas que no son ciertas
  • Incapacidad para realizar tareas diarias como ir al trabajo 
  • Pensar en hacerse daño a sí mismos o a los demás 

Si alguno de nuestros seres queridos está experimentando uno o más de los comportamientos o sentimientos mencionados arriba, es ideal buscar ayuda de un terapeuta o psicólogo especializado para descartar algún problema de salud mental y buscar tratamiento oportuno. 

 

¿Qué podemos hacer en casa para ayudar a nuestros seres amados a sentirse mejor?

Nuestros seres queridos pueden experimentar problemas de salud mental en cualquier etapa de sus vidas, pero suelen volverse más propensos durante la vejez. Sin embargo, hay algunas cosas que podemos hacer para ayudarlos a sentirse mejor, incluyendo: 

  • Recordarles todo su potencial
  • Motivarlos a ejercitarse, incluso si se encuentran en cama
  • Ayudarlos a hacer frente a los problemas o tensiones de la vida 
  • Motivarlos a contribuir positivamente a las comunidades
  • Ayudarlos a solucionar sus problemas de movilidad
  • Acondicionar propiamente las instalaciones donde viven o duermen, especialmente si sufren alguna enfermedad o condición, por ejemplo si ha sufrido fractura de cadera
  • Acompañarlos a lo largo de sus tratamientos 
  • Buscar ayuda profesional cuando sea necesario
  • Mantener una actitud positiva 

 

Pensamientos finales 

Además de los consejos mencionados arriba y mostrarles cuánto los amamos, debemos asegurarnos que nuestros seres queridos estén sanos físicamente. La mente y el cuerpo trabajan en conjunto. Por lo tanto, es importante abordar las afecciones físicas que puedan surgir durante la vejez para poder disfrutar de una mejor calidad de vida y bienestar. 

 

New call-to-action

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

5 personas famosas que usan silla de ruedas y sus historias inspiradoras

SEGUIR LEYENDO

Señales que te ayudan a identificar si un familiar necesita una silla de ruedas

SEGUIR LEYENDO

8 recomendaciones para adaptar la casa y darle más seguridad a los adultos mayores

SEGUIR LEYENDO