Consejos que debemos tener en cuenta para cuidar la salud mental al envejecer

Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Angie

Compartir en

La salud mental en la tercera edad puede verse afectada por múltiples factores de riesgo, incluyendo la soledad, las potenciales enfermedades que pueden aparecer con el paso de los años, la pérdida de seres queridos, entre otros. 

Sin embargo, eso no significa que no podemos disfrutar de un envejecimiento saludable

De hecho, hay algunos consejos que podemos seguir para mejorar la salud mental a medida que envejecemos. 

 

Mucho más que hábitos saludables

Cuando pensamos en la salud mental, pensamos en la prevención de algunos trastornos como la depresión,  la ansiedad o el cuidado de nuestra condición física ¡Todos son importantes para alcanzar el bienestar general! 

Sin embargo, hay otros aspectos que pueden tener un impacto en la salud mental en la tercera edad y ayudarnos a disfrutar un envejecimiento positivo

Algunas de las más importantes están relacionadas con nuestro entorno, el lugar y las condiciones en las que vivimos, lo que hacemos por otros, la forma en la que nos conectamos con nuestra comunidad y más. 

Por esa razón, es importante tener en cuenta lo que podemos hacer para envejecer bien y disfrutar de este período tan hermoso. 

 

Consejos clave para un envejecimiento saludable

Estas son algunas de las diferentes cosas a tener en cuenta para mejorar la salud mental a medida que envejecemos

 

  • Mantener un equilibro entre las emociones positivas y negativas 

Tener una actitud positiva todo el tiempo puede ser difícil para muchos. Todos podemos sentir tristeza o enojo muchas veces.

Sin embargo, encontrar el equilibrio entre las emociones positivas y negativas puede marcar la diferencia y ayudarnos a sentirnos mejor mental y emocionalmente a medida que nos acercamos a la vejez.

En este sentido, podemos intentar mantener las emociones positivas cuando sabemos que están ahí y tomarnos un descanso cuando consideramos que algo está generando sensaciones negativas. 

 

  • Ser agradecido o practicar la gratitud 

Otra de las cosas que podemos hacer para cuidar de nuestra salud mental a medida que envejecemos es dar gracias por las cosas buenas que tenemos o suceden en nuestras vidas. 

Ser agradecido puede ayudarnos a ver la vida de una manera diferente y más positiva, ayudándonos a reconocer que también vivimos momentos felices y hermosos. 

Podemos practicar la gratitud de muchas maneras, incluyendo hacer una lista mental de las cosas por las que nos sentimos agradecidos. 

Otra buena manera es escribir todo aquello por lo que queremos dar gracias, incluyendo el apoyo de nuestros familiares, una buena comida, o esas pequeñas cosas que alegran nuestros corazones. 

 

  • Definir un propósito en la vida 

Desarrollar un significado o propósito en la vida también es clave para el envejecimiento positivo. 

Esto puede ser a través del voluntariado, por ejemplo, ya que ayudar a los demás nos ayuda a saber que estamos vivos por una razón y puede dar sentido a nuestros días.

Nuestro propósito también puede estar vinculado con nuestro trabajo, aprender nuevas habilidades,  enseñar a otros, o simplemente explorar nuestra espiritualidad. 

 

  • Técnicas de relajación 

Algunas prácticas de relajación pueden tener un impacto positivo en la salud mental. Además de ayudar a controlar el estrés, estas técnicas pueden disminuir la presión arterial y reducir la tensión muscular. 

Las más comunes (y las que podemos implementar en casa) son los ejercicios de respiración profunda y las imágenes guiadas, que consisten en enfocarnos en imágenes positivas para sentirnos más relajados. 

 

  • Meditación 

La meditación es otra práctica que puede beneficiar grandemente el cuerpo y la mente, ya que consiste en enfocarnos en nuestra conciencia, la meditación puede ayudarnos a sentirnos más relajados y conectar mejor con nosotros mismos. 

Hay diversos tipos de meditación, incluyendo la trascendental y la de atención plena. Sin embargo, todas generalmente consisten en lo siguiente: 

  1. Encontrar un lugar tranquilo sin distracciones.
  2. Mantener una postura cómoda (puede ser sentados, acostados, caminando, o en cualquier posición).
  3. Escoger un foco de atención, como la respiración, un objeto o una palabra.
  4. Mantener la mente abierta, dejando que los pensamientos fluyan.


  • Hogares adaptados 

A medida que envejecemos, también es indispensable contar con un espacio cómodo y adecuado donde vivir. Las escaleras, las cocinas y los baños pueden representar riesgos para las personas de la tercera edad. Por esa razón, para garantizar la seguridad en el hogar, debemos adaptar nuestros espacios o los de los adultos mayores en nuestra familia. 

Si sufrimos una fractura de cadera, por ejemplo, podemos tomar algunas medidas para adaptar la casa y el baño para evitar caídas u otros accidentes que puedan tener repercusiones más graves.  También hay algunas técnicas que nos permiten facilitar la entrada a la tina de un adulto mayor

Estos pequeños cambios pueden ayudarnos a sentirnos más independientes y autónomos a medida que envejecemos o perdemos movilidad por alguna condición. 

Además, poder llevar a cabo nuestras tareas diarias es clave para mantenernos sanos mentalmente y disfrutar de nuestra vejez. 

 

Otros consejos a tener en cuenta para un envejecimiento activo y saludable

Adicionalmente, podemos tener en cuenta estas recomendaciones para hacer que que nuestro bienestar sea óptimo a medida que envejecemos:

  • Tomar precauciones de seguridad en el hogar, como instalar barandillas en las escaleras para evitar caídas.
  • Crear planes de emergencia con información sobre a quien podemos llamar si ocurre un incidente.
  • Mantenernos conectados con nuestros seres queridos.
  • Participar en actividades sociales o comunitarias, como el voluntariado o plantar árboles.

Alcanzar el bienestar en la vejez implica seguir algunas recomendaciones desde ahora y continuar cuidando aspectos como nuestras conexiones con otros y nosotros mismos, los espacios donde vivimos y nuestro círculo de apoyo a medida que pasan los años y cuando ya estamos en la edad dorada.

 

CTA 1 Manual de Concentrador de O2

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo ayuda la fisioterapia y el ejercicio a mejorar el ánimo del adulto mayor?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo beneficia el ejercicio físico a la salud mental en la adultez?

SEGUIR LEYENDO

Mantenerse activo en la vejez: ¿Cuánta actividad física necesitan los adultos mayores?

SEGUIR LEYENDO