5 consideraciones básicas al cuidar a un adulto mayor en casa

Acondicionamiento del hogar
Movilidad y Autonomía
Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Karina

Compartir en

“No quiero que mi mamá o papá viva en un asilo”; “El o ella me cuidó a mi, ahora me toca cuidarl@”; “le prometí a la abuel@ que viviría en casa con nosotros”, frases llenas de amor y consideración por nuestros adultos mayores pero que conllevan una gran responsabilidad.

 

Cuidar de nuestros adultos mayores en casa siempre va a ser la mejor opción para su bienestar emocional, autoestima y seguridad. 

 

Sin embargo, cuidar a una persona mayor es un desafío y una gran responsabilidad para sus cuidadores. Te compartimos 5 consideraciones que debes tener en cuenta al cuida de tu familiar mayor en casa:

 

 

  • Tomar conciencia de los cuidados que se necesitan

 

La primera consideración al cuidar a un adulto mayor en casa es entender que tomará trabajo. Comprender desde el inicio que se necesitan de muchos cuidados es fundamental para estar preparados y poder crear rutinas de alimentación, estar atentos a las visitas médicas, planificar cómo se darán los medicamentos y más.

 

Lo más relevante en tomar conciencia de los cuidados que se necesitan es evitar tener una larga lista y más bien pensar cada tarea por separado: concentrarse en una sola tarea a la vez. Se pueden dividir los cuidados por área, por ejemplo: medicamentos, higiene, alimentación, intercambio social, entre otros.

 

Una recomendación dada por daily caring para crear la lista de tareas, es tomar notas cada vez que el adulto mayor pida ayuda con alguna tarea. Después de una semana, tendrás un buen registro de las necesidades diarias que tiene el adulto en el hogar.

 

 

  • Crea un ambiente seguro en casa

 

De la misma manera en que se adecua el hogar con la llegada de un bebé, el domicilio debe ser acondicionado para permitirle a la persona mayor desplazarse de forma segura e independiente. Esto no solo le dará autonomía si no que además con un ambiente seguro, se mitigan el riesgo de accidentes y caídas.

 

Algunos de los factores a considerar para acondicionar el hogar para un adulto mayor son:

  • No dejar ropa tirada en el suelo.
  • Retirar alfombras u objetos con los que se pueda enredar y tropezar.
  • Tener cuidado con los muebles bajos y de esquinas cortantes.
  • Quitar o mover los muebles grandes que pueda obstaculizar un buen desplazamiento con bastón o andador.
  • Si se tienen baldosas o pisos resbaladizos, colocar gomas antideslizantes
  • Acondicionar el baño con barras de seguridad, baños portátiles o sillas en la ducha o tina.
  • Si es necesario, tener una cama clínica con barras de seguridad en la habitación para mejorar el descanso.

 

 

  • Brindale asistencia constante

 

Si la persona mayor tiene algún tipo de discapacidad o enfermedad, van a necesitar asistencia constante de un cuidador.

 

Hay proveedores profesionales o más informales que están dispuestos a brindar atención a las personas mayores fuera de un ancianato o centro médico. Algunos trabajan con visitas domiciliarias y otros tienen modalidad “puertas adentro” que son quienes conviven con la persona.

 

La asistencia constante será necesaria con adultos postrados en cama, porque hay que moverlos para evitar la aparición de escaras. Para eso puede ayudarte con artículos como las camas clínicas que están diseñadas para cambiar de forma automática la posición de la persona sin hacer esfuerzo físico.

 

Un cuidador o persona asignada también estará atenta a mantener el lugar limpio y despejado para evitar accidentes, ya que cualquier tipo de caída grave en los ancianos puede ser fatal.

 

 

  • Ayúdate con la tecnología

 

Hoy en día la tecnología nos ayuda con todo, desde hacer las compras hasta entretenernos. Introduce la tecnología a tu adulto mayor.

 

Pueden ser actividades tan sencillas como hacer videollamadas con sus familiares o amistades a través de videollamadas, utilizar aplicaciones para recordar citas médicas o colocar alarmas para indicar cuándo toca el medicamento.

 

En Chile, hay muchos centros médicos con telemedicina, que es un servicio en línea fácil y seguro para realizar algunas consultas virtuales desde la casa, sin la necesidad de trasladarse a un centro asistencial.

 

 

  • Infórmate y ten en cuenta los cambios físico que puede tener tu adulto mayor

 

Entender los cambios fisiológicos y psicológicos que experimenta el ser humano con el envejecimiento, te ayudará a comprender por qué tu adulto mayor ya no es el/la misma.

 

Algunos de los cambios que debes tener presente son: 

  • Visión: en general, las personas mayores tienen una visión más pobre. Pueden surgir cataratas o glaucoma, lo que dificulta su visión.

  • Audición: los adultos mayores tienen una capacidad auditiva disminuida. Cuando necesites hablar y no te escuchen, repite en voz alta pero evitando gritar.

  • Tacto: los adultos que tienen diabetes o están desnutridos tienen su sentido periférico disminuido. Por eso, si te piden ayuda abriendo un frasco o tomando algún objeto, hazlo.

  • Piel: la capa de grasa subcutánea en las personas mayores es más delgada que en los jóvenes. La piel también pierde elasticidad por eso son más delicados y hay que tener cuidado al moverlos. En invierno, deben mantenerse calientes. 

  • Función renal: las personas mayores van más al baño porque pueden tener problemas con su sistema renal, por eso se presentan síntomas como la incontinencia. Ayúdalos si necesitan ir al baño y ten paciencia.

  • Cambios Psicológicos: Cuidar la mente es parte de las tareas al estar a cargo de un adulto mayor. Es posible que hayan disminuido su capacidad de expresión, por lo que hay que ser pacientes y dejarlos terminar lo que quieran decir. Además, las personas mayores tienden a resistirse a los extraños y no confían en las personas, cuidarlos en el hogar les dará confianza y seguridad.

 

 

  • Ten en cuenta sus deseos

Toma en cuenta los deseos de tu adulto mayor. Céntrate en su bienestar y pregúntale cómo, cuándo y dónde le gustaría recibir ayuda. Es importante que el adulto no se sienta disminuido, discriminado o menospreciado por su entorno familiar. 

 

Ahora que sabes que las personas mayores se cansan con facilidad porque están más débiles, recuerda que hay que cuidarlos con mucho cariño y comprensión.

 

La vejez no es sinónimo de enfermedad. Anímalo a dejarse cuidar y a mantener siempre respeto y solidaridad en el hogar. Ten en cuenta las consideraciones anteriores para que tu adulto mayor pueda tener una vida sana y la asistencia necesaria para cuando lo necesite.

 

CTA 2 Manual de respiración 2021

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Ventajas de una cama clínica  regulable en altura respecto al suelo.

SEGUIR LEYENDO

Ventajas de regular la posición de las piernas en una cama clínica

SEGUIR LEYENDO

Barandas de contención para la prevención de caídas de la cama en el adulto mayor

SEGUIR LEYENDO