¿Qué es y para qué sirve un porta suero?

Acondicionamiento del hogar
Camas Clínicas
Salud del adulto mayor
Catalina

Compartir en

Cuando se hospitaliza a un paciente, es parte del protocolo de ingreso, colocar en una vena del antebrazo una vía endovenosa. Esto para poder, en caso de ser necesario, administrar medicamentos sin diluir o escasamente diluidos en el torrente sanguíneo, realizar transfusiones de sangre o suministrar sueros.

El formato de dichas sustancias, corresponde al de una bolsa o botella que las contiene. Muchas veces, cuando se da de alta a un paciente, se le indica una recuperación en casa, y para esto es posible que necesite que se le suministren ciertos sueros en el hogar. 

Frente a esta necesidad, referimos este artículo principalmente a dar a conocer en qué consiste un porta suero, su utilidad y los principales cuidados que debes tener cuando manipulas uno.

 

¿Qué es un porta suero?

En la “Guía didáctica para la optimización del equipo médico” de Issuu, se define un porta suero como un soporte de acero inoxidable con altura graduable, con ganchos de sujeción para botellas o bolsas de infusión y en muchos casos, con ruedas. Sin embargo, hoy en día las camas clínicas más modernas, vienen con porta suero integrado.

 

¿Para qué sirve un porta suero?

Como su nombre lo indica, este aparato sirve para sostener las bolsas de soluciones hidratantes, transfusiones sanguíneas o medicamentos intravenosos que pueda requerir el paciente durante un tratamiento en el hospital o domicilio.

 

¿Es necesario tener siempre un porta suero cuando el adulto mayor necesita de una cama clínica?

Si el adulto mayor, en un evento no planificado, necesita suero de hidratación o algún medicamento de suministro intravenoso, debes considerar lo siguiente:

  • Que la bolsa de suero se encuentre a mayor altura que el paciente, de manera que el suministro baje por la sonda o gotero por gravedad.
  • Que el lugar de donde cuelgues el suero, le proporcione un sustento 100% estable, sin el riesgo de que caiga sobre el paciente o al suelo. 
  • Que la botella o bolsa esté colgada de un gancho totalmente higienizado. 
  • Que tanto la bolsa que contiene el líquido como la sonda o bajada de suero, no tengan contacto alguno con otros elementos que podrían contaminar la sustancia.

Por lo tanto, en virtud de la seguridad del paciente y su óptimo cuidado, lo recomendable es que la cama clínica que arriendes o compres, siempre tenga porta suero integrado, de esta forma, te encuentras preparado para cualquier emergencia y evitas crear un mecanismo improvisado que pueda ser perjudicial para la salud del adulto mayor.

 

¿Qué hago si la cama que tengo no posee porta suero integrado?

No te preocupes, para esto existen los porta sueros de atril, que como mencionamos al principio, es un soporte con ruedas que va desde el suelo a la altura que necesita ubicarse el suero.

En caso de contar con un porta suero de atril debes considerar; no cargar demasiado peso sobre él, ya que su soporte de base no es tan firme como el de una cama clínica; que ocupa mayor espacio en la habitación; y que debes estar atento para que no provoque tropiezos o caídas del paciente con movilidad reducida. Pero sin duda, cumple la misma función y será de total apoyo a la hora de necesitarlo.

 

¿Qué cuidados debo proporcionar a un porta suero?

Para mantener el porta suero en óptimas condiciones, debes realizar lo siguiente:

  • Limpiar y desinfectar antes y después de utilizarlo.
  • En el momento de utilizarlo, asegurar muy bien la manilla de ajuste, para evitar que la barra se deslice hacia abajo y ocurra un contratiempo.
  • En caso de tener un porta suero de atril, asegurarte de no exceder el peso que puede sostener al colocar las sustancias en él.
  • En caso de tener ruedas, mantenerlas limpias y sobre un suelo despejado y libre de obstáculos, para facilitar el desplazamiento, evitar caídas del adulto mayor o paciente o que el aparato se vuelque.

 

Lo más importante a la hora de necesitar una cama clínica para el adulto mayor o una recuperación temporal en casa que implica tener al paciente en cama, es que cuentes con los elementos básicos necesarios para que este proceso culmine de manera exitosa y sin contratiempos. Para esto, contemplar la adquisición de un porta suero y conocer sus cuidados y funcionamiento, es de vital importancia.

 

Si bien, no importa el formato que éste tenga (de atril o integrado), resulta más económico y seguro adquirir una cama que lo tenga incorporado. También puedes considerar que la cama clínica tenga porta sonda urinaria, elemento tremendamente útil en el caso de que el paciente requiera de una.

 

New call-to-action

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Ventajas de una cama clínica  regulable en altura respecto al suelo.

SEGUIR LEYENDO

Ventajas de regular la posición de las piernas en una cama clínica

SEGUIR LEYENDO
Camas Clínicas
Catalina

Ventajas de tener una cama clínica que permita regular el respaldo

SEGUIR LEYENDO