¿Pierdes el equilibrio en el baño?

Seguridad en el Baño
Catalina

Compartir en

Comencemos preguntándonos, ¿Qué es el equilibrio?

Una de las acepciones de esta palabra, tomada del diccionario de la RAE, define equilibrio como: "estado de un cuerpo cuando fuerzas encontradas que obran en él se compensan mutuamente destruyéndose”, es decir, que estás en equilibrio mientras tu cuerpo sea capaz de contrarrestar cualquier fuerza imprevista que amenace con hacerte caer. 

 

Entonces, ¿Cuándo perdemos el equilibrio?

Cuando nuestro cuerpo no es capaz de reaccionar a tiempo para recuperar la estabilidad frente a un imprevisto, o no tiene la fuerza suficiente para contrarrestar dicho imprevisto y en consecuencia cae al suelo.

Un ejemplo de esto, es cuando caminamos por el baño y uno de nuestros pies se resbala por el piso mojado. En el momento que nuestro pie se desliza por el suelo en vez de mantenerse firme nuestro cuerpo se va hacia atrás y la gravedad nos impulsa con fuerza hacia el suelo. 

Imaginando esta escena en cámara lenta, la única forma de evitar llegar al suelo es que nuestras manos se agarren del lavamanos o, en el mejor de los casos, de barras de seguridad y sean capaces de hacer la fuerza suficiente para frenar la caída. 

Para lo anterior, necesitamos fundamentalmente 2 habilidades: fuerza y rapidez o buenos reflejos. Considerando que ambas son habilidades que van menguando con la edad, podemos pensar en que una persona mayor, es naturalmente más propensa a sufrir una caída.

 

¿Qué consecuencias puede tener una caída en el adulto mayor?

 

Existen lesiones físicas como fracturas de cadera, pelvis, muñeca o traumatismos articulares; y psicológicas como ansiedad, miedo a ir al baño o disminución de la autoestima. 

Si quieres conocer estas lesiones comunes en el baño en detalle y cómo superarlas, puedes revisar nuestro artículo lesiones comunes en el adulto mayor al caer o resbalar en el baño”.

Nuestro objetivo en este artículo, es centrarnos principalmente en la fractura de cadera, consecuencia extremadamente común al momento en que un adulto mayor sufre una caída en el baño.

 

¿Qué es una fractura de cadera?

Según MBA Surgical Empowerment, la cadera es la articulación que une la pierna al tronco. Pero cuando hablamos de una fractura de cadera, solemos referirnos a las roturas que se producen en la parte superior del hueso, es decir, una rotura del tercio superior del fémur.

 

¿Cuáles son las causas de una fractura de cadera?

En el diccionario de enfermedades de Redacción Médica, se afirma que la fractura de cadera suele ser consecuencia de dos circunstancias que habitualmente afectan a nuestros adultos mayores: la pérdida de equilibrio y la descalcificación de los huesos (osteoporosis).

Como mencionamos anteriormente, la pérdida de equilibrio (tan común en nuestros queridos mayores) favorece las caídas, pero cuando esta caída impacta en un hueso poco calcificado, ocurre lo impensado.

Incluso Redacción Médica menciona que en ocasiones las fracturas del adulto mayor son espontáneas, es decir, sin caída previa, siendo la caída consecuencia y no causa de la fractura del hueso. Por otra parte, en personas jóvenes las fracturas de cadera suelen observarse tras accidentes, generalmente de tránsito.

 

Tras una caída del adulto mayor, ¿Cómo identificar que ha sufrido una fractura de cadera?

Observando sus síntomas. Según Redacción Médica, este tipo de fractura produce un dolor agudo en la zona de la cadera junto a la imposibilidad para movilizar la pierna afectada. 

Incluso, la pierna en la que se ha producido la fractura puede quedar acortada de tamaño y girada hacia afuera.

En caso de presentar estos síntomas luego de sufrir un accidente en el baño o en algún otro lugar, debe acudir de inmediato al médico para confirmar el diagnóstico por medio de una radiografía simple.

 

¿Cómo puedo prevenir que mi persona mayor sufra una fractura de cadera?

 

Hablaremos principalmente de dos formas de prevenirlo; las condiciones físicas del adulto mayor y las condiciones del entorno. 

 

En cuanto a las condiciones físicas, es importante reducir el riesgo de osteoporosis a través de:

  • La dieta: el consumo de alimentos con calcio y vitamina D se asocia con un menor riesgo de producir osteoporosis en edades avanzadas.
  • El ejercicio: si se realiza de manera permanente, aumenta la cantidad de hueso y reduce el riesgo de caídas.
  • El tabaco: debe eliminarse, ya que favorece el desarrollo de osteoporosis.
  • Los medicamentos: el uso prolongado de algunos medicamentos como corticoides, heparina y ciertos antiepilépticos, puede reducir la cantidad de hueso.

 

Finalmente, refiriéndonos a las condiciones del entorno, es fundamental reducir el riesgo de caídas a través de:

  • Sacar las alfombras del hogar que se muevan con facilidad. 
  • Mantener la casa ordenada y libre de objetos que puedan provocar un tropiezo.
  • Procurar buena iluminación de día y de noche en cada rincón de la casa, especialmente en el baño.
  • Evitar pisos resbaladizos.
  • Reformar los baños del hogar, de forma que sean baños adaptados para el adulto mayor y personas con movilidad reducida.

Sobre este último punto, te dejamos los Pasos básicos para lograr un diseño de baño seguro para tu adulto mayor. En este artículo encontrarás una guía detallada de los elementos que debes considerar para evitar accidentes en el baño.

 

 

CTA 2 Baño seguro

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Casa y baño adaptado para personas que han sufrido una fractura de cadera

SEGUIR LEYENDO

Conoce el proceso de instalación de SimplyCut®

SEGUIR LEYENDO

Cambiar tu tina por un receptáculo de ducha V/S Adaptar tu tina con SimplyCut®

SEGUIR LEYENDO