Mitos y realidades de la salud mental en el adulto mayor

Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Angie

Compartir en

Si bien los esfuerzos para romper los tabúes en torno a la salud mental en la tercera edad han escalado, aún hay muchos mitos sobre lo que los adultos mayores pueden enfrentar a medida que envejecen.

Al igual que los niños, adolescentes y adultos jóvenes, las personas mayores pueden desarrollar problemas de salud mental. Sin embargo, hay muchos conceptos erróneos al respecto. Vamos a hablar sobre algunos de ellos a continuación:

Mito: “Las personas mayores con problemas de salud mental son violentas”

Realidad: Desafortunadamente, este es un concepto erróneo que las personas tienen sobre la salud mental en la tercera edad. Sin embargo, incluso la mayoría de las personas con condiciones más graves como la esquizofrenia no son violentas.

Si bien algunos trastornos pueden hacer que los pacientes se tornen violentos, ser agresivos o impredecibles no es una característica que defina los problemas de salud mental en la vejez.

Además, las personas diagnosticadas con alguna enfermedad mental no presentan un alto riesgo de violencia cuando reciben el tratamiento adecuado.

 

Mito: “La depresión llega cuando las personas mayores enfrentan la soledad o pierden trágicamente a un ser querido”

Realidad: Expertos dicen que muchos factores internos y externos pueden contribuir o causar la depresión. Muchas personas creen que esta enfermedad está vinculada únicamente a la soledad o la pérdida de un ser amado.

Sin embargo, la depresión puede ser causada por desequilibrios hormonales o químicos en el cerebro. Si bien un evento traumático podría agravar los síntomas, el estilo de vida de los adultos mayores y los antecedentes familiares también podrían contribuir a la aparición de la enfermedad.

 

Mito: “No hay problemas de salud mental en los adultos mayores. Ellos solo quieren llamar la atención”

Realidad: Los adultos mayores pueden sufrir enfermedades relacionadas con la salud mental al igual que las personas en otros grupos de edades. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, se espera que el número de adultos mayores con trastornos mentales se duplique en 2030. 

 

Además, las personas con 85 años o más tienen la tasa de suicidio más alta entre todos los grupos de edades. La OMS también dice que los adultos mayores son más vulnerables al abuso físico, psicológico, financiero, verbal y sexual, lo que puede tener consecuencias como depresión o ansiedad.

 

Mito: “Las personas mayores no sufren ansiedad porque no tienen responsabilidades”

Realidad: Todas las etapas de nuestras vidas generan ansiedades. Si bien algunos están en sus períodos de jubilación, la vejez no es una etapa de relajación. Muchos ancianos se preocupan por cosas como su situación financiera, su salud general y su condición física.

La mayoría también experimenta ansiedad por vivir solo o tener que hacer tareas cotidianas sin ayuda, ya que muchos adultos mayores pierden su autonomía o movilidad. Adaptar viviendas para proporcionar espacios seguros puede ayudar a mejorar su salud mental, pero eso no significa que no pueden sentirse ansiosos o deprimidos.

Mito: “Todos los ancianos son tercos, testarudos y malhumorados”

Realidad: Los cambios bruscos en el estado de ánimo, aumento de ira o frustración y estallidos emocionales no son parte de la vejez. En la mayoría de los casos, estas podrían ser señales de problemas de salud mental en la tercera edad.

 

Mito: “Los ancianos no pueden mejorar con tratamiento porque son demasiado mayores”

Realidad: Las personas mayores son tan capaces de responder a los tratamientos de salud mental como cualquier otra persona. Muchos abuelitos también se resisten a la idea de buscar ayuda profesional porque creen que no funcionará. Sin embargo, es importante motivarlos y ayudarlos a entender que el asesoramiento y terapia psicológicos pueden ayudarlos a sentirse mejor en todos los aspectos.

 

Mito: “Las personas mayores no pueden desarrollar adicción después de tantos años”

Realidad: Expertos dicen que el envejecimiento usualmente provoca cambios sociales y físicos que podrían hacer a los adultos mayores más vulnerables al abuso de sustancias.

Además del alcoholismo, que es común en los adultos mayores que se sienten solos, muchas personas de la tercera edad desarrollan adicción a los analgésicos recetados para controlar los dolores crónicos. 

 

Afortunadamente, además de ayudar a entender las realidades detrás de los mitos más comunes sobre la salud mental en la vejez, también podemos hacer que los adultos mayores de nuestra familia se sientan mucho mejor y más felices.

Algunas de las medidas que podemos tomar es asegurarnos que tienen todo lo que necesitan para sus tratamientos y los espacios donde viven están adaptados para que hagan sus actividades diarias con normalidad y se sientan independientes. 

 

Te invitamos a descargar la Guía gratuita: Cómo cuidar la salud mental de un adulto mayor.

New call-to-action

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo ayuda la fisioterapia y el ejercicio a mejorar el ánimo del adulto mayor?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo beneficia el ejercicio físico a la salud mental en la adultez?

SEGUIR LEYENDO

Mantenerse activo en la vejez: ¿Cuánta actividad física necesitan los adultos mayores?

SEGUIR LEYENDO