Diferencias entre la flexibilidad y la movilidad articular en la tercera edad

Movilidad y Autonomía
Cuidadores Adulto Mayor
José Antonio

Compartir en

Como adultos mayores, las posibilidades de sufrir movilidad reducida son altas. En muchos casos, estos problemas son causados por eventos repentinos, como caídas, accidentes o traumatismos. 

Sin embargo, muchas veces, el envejecimiento con poca movilidad puede estar vinculado con un deterioro físico progresivo y pérdida de flexibilidad o problemas con las articulaciones. 

Aunque ambos términos son usualmente confundidos y van de la mano, la flexibilidad y la movilidad articular son dos conceptos distintos. Vamos a repasar sus principales diferencias para entender mejor cada uno. 

¿Qué es la flexibilidad? 

La flexibilidad es la capacidad que tenemos de movernos con la mayor amplitud posible. Es usualmente descrita como la habilidad de las articulaciones o grupos de articulaciones y músculos para moverse sin dolor a un rango de movimiento sin restricción. 

En ese sentido, la flexibilidad permite al cuerpo moverse y tiene importante influencia en el rendimiento, postura y coordinación. 

Esta capacidad de movimiento está determinada por dos factores clave: la elasticidad muscular y la movilidad articular. 

Factores que influyen en la flexibilidad 

Considerando esta definición, estos son algunos de los factores que pueden tener influencia sobre qué tan flexibles somos: 

  • Edad: Mientras más jóvenes somos, más flexibilidad tenemos.
  • Sexo: Los hombres son menos flexibles que las mujeres.
  • Temperatura del ambiente: La flexibilidad mejora después de los 18ºC.
  • Hora del día: Al mediodía, somos más flexibles que en la mañana. 
  • Temperatura muscular: Si nuestra temperatura es alta, somos más flexibles. 
  • Fatiga: Estar fatigados disminuye la flexibilidad. 
  • Respiración: Respirar correctamente favorece la relajación muscular, aumentando el nivel de flexibilidad. 
  • Entrenamiento: Mientras más y mejor entrenamos, más flexibles podemos ser. 

¿Qué es la movilidad articular? 

Como podemos ver, la movilidad articular es un componente de la flexibilidad. Este término define el grado de movimiento que tienen nuestras articulaciones. Sin embargo, en este caso, el rango considerado es limitado por los cartílagos, ligamentos y cápsulas. 

La movilidad articular depende de las condiciones del tejido conectivo, incluyendo cartílagos y ligamentos. 

Factores que influyen la movilidad articular 

En este sentido, estos son los factores que pueden influir en nuestra movilidad articular o rango de movimiento: 

  • Anatomía: La forma de nuestros cuerpos y las superficies en contacto. 
  • Masa muscular: Si los músculos son de gran volumen y chocan, limitando el movimiento. 
  • Elasticidad muscular o plasticidad: La capacidad de nuestros músculos de moldearse. 
  • Control nervioso: Si hace que los músculos se contraigan, estén muy relajados o sean demasiado rígidos. 
  • Tendones: Definen cómo se transmite la tensión del músculo a los huesos para causar movimiento. 
  • Producción de colágeno: El nivel de colágeno tiene influencia clave en el desarrollo y mantenimiento del tejido conectivo. 
  • Edad: El cuerpo deja de producir colágeno a cierta edad o se vuelve más propenso a pérdida de flexibilidad. 
  • La fascia o tejidos conjuntivos: Dan forma a la musculatura para sostener y proteger los órganos y otros tejidos. 

 

Diferencias principales entre ambos términos

Ahora que entendemos mejor qué es la flexibilidad y la movilidad articular, veamos sus diferencias principales: 

Flexibilidad 

Movilidad articular 

Se componen de la movilidad articular y la elasticidad muscular 

Es parte de la flexibilidad y está relacionada con las articulaciones 

Define la capacidad de movimiento del cuerpo sin dolor y sin restricciones 

Se refiere al rango de movimiento limitado por ligamentos, cartílagos y cápsulas 

Tiene que ver con la capacidad de los músculos para estirarse

Está relacionada con cómo los músculos pueden interferir en el movimiento de las articulaciones

Puede perderse o reducirse debido al limitado desarrollo óseo y muscular a medida que envejecemos 

Puede verse afectada por los cambios hormonales, citoquina, reducción de contenido de agua en el cuerpo, producción de colágeno y factores de crecimiento

Puede verse afectada por factores externos, como la temperatura del entorno

Depende de la condición del tejido conectivo, la estructura muscular y las formaciones óseas

Las personas pueden ser más o menos flexibles con entrenamiento 

Se ve altamente influenciada por la anatomía de las personas, lo cual no se puede cambiar incluso si el rango de movimiento mejora con ejercicios

 

Pensamientos finales

Tanto la flexibilidad como la movilidad articular son claves para mantenernos activos en la tercera edad. Ya que esto tiene un impacto tanto en la salud física como en la salud mental, entender ambos conceptos es importante. 

Además, comprender estas diferencias es clave para crear rutinas adecuadas y determinar cuáles ejercicios para personas mayores debemos hacer, dependiendo de nuestros objetivos. 

Los ejercicios suaves para adultos mayores con poca movilidad en silla de ruedas no son iguales a los que alguien que busca ser más flexible necesita, por ejemplo. 

Para más información, descarga la Guía completa de actividad física y salud mental en la vejez.

 

New call-to-action

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cuáles son las principales causas y síntomas de la diabetes?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo ayudar a mi familiar que es paciente oncológico a morir en paz en casa?

SEGUIR LEYENDO

Ventajas de tener una silla de ruedas en casa para un paciente con movilidad reducida

SEGUIR LEYENDO