¿Cuáles son los problemas respiratorios más comunes en adultos mayores?

Oxigenación y vías respiratorias
Salud del adulto mayor
Andrea

Compartir en

Las enfermedades respiratorias pueden presentarse en cualquier grupo de edad, sin embargo las enfermedades respiratorias (ER) están consideradas a nivel mundial, entre las principales causas de discapacidad severa de los adultos mayores.

En Chile, la población mayor ha venido aumentando de forma progresiva en los últimos años; según datos del Censo Nacional de Chile elaborado por el INE en el año 2017, el grupo mayor de 65 años representa a un 11,4% de la ciudadanía. Es por esta razón, que debemos prestar atención en la prevención y tratamiento temprano de afecciones respiratorias en adultos mayores, y más ahora, que el mundo se ha visto bajo la amenaza de la pandemia Covid-19.

 

 

Problemas respiratorios más comunes en adultos mayores

 

La Segunda Encuesta Nacional de Calidad de Vida en la Vejez 2010, realizada por el SENAMA-UC, indica que del grupo mayor de 65 años, el 25% de los encuestados habían presentado tos persistente o ahogos, un 12,3% habían sufrido de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), y finalmente un 11% había sufrido de asma bronquial.

Para que siempre estés informado, hemos listado los problemas respiratorios más comunes en los adultos mayores:

 

EPOC

 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), es una enfermedad con alta prevalencia a nivel mundial aproximadamente un 15% de la población mundial la sufre.

Consiste en la inflamación de las vías respiratorias y es una condición crónica, irreversible y progresiva, que se caracteriza por presentar los siguientes síntomas:

  • Tos
  • Expectoración
  • Aumento de la secreción mocosa
  • Dificultad para respirar (Disnea)
  • Coloración azul en la piel (Cianosis)
  • Hiperreactividad bronquial.
  • Hipertensión pulmonar.

Además, suele asociarse al cáncer de pulmón y la insuficiencia respiratoria. La causa principal de la EPOC según datos de Sanitas, es el hábito de fumar (90% de los casos).

 

 

La Gripe

 

La gripe es otra enfermedad que afecta el aparato respiratorio y que se da comúnmente en adultos mayores. Muchas veces se confunde con un resfriado porque ambas tienen síntomas similares como tos, mocos, secreción nasal, dolor de cabeza; sin embargo la gripe tiene mayor afectación en el organismo porque da fiebre alta y dolor muscular.

Los síntomas de la gripe son:

  • Fiebre o sensación de fiebre y escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Goteo o congestión nasal
  • Dolores musculares o del cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga (cansancio)

 

 

La influenza

 

La influenza, al igual que la gripe, es una enfermedad respiratoria y ambas son provocadas por un virus. Debido a que estos dos tipos de enfermedades tienen síntomas similares, puede ser difícil notar la diferencia entre ellos basándose solo en los síntomas, pero a diferencia de la gripe, el virus de la influenza sí puede causar hospitalización y ser mortal si no se atiende a tiempo.

Los síntomas de la influenza son:

  • Fiebre con o sin escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Secreción o congestión nasal
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga (cansancio)

Otros síntomas pueden ser vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

En época de invierno es importante que las personas de la tercera edad cuiden su salud respiratoria, porque están más predispuestos a enfermarse. La forma de prevenir la influenza es vacunándose de forma anual.

 

 

La Neumonía

 

La neumonía es una infección pulmonar que afecta a la vía respiratoria inferior e inflama los sacos aéreos de uno o ambos pulmones. Puede estar provocada por microbios llamados bacterias, virus u hongos. En los adultos, las bacterias son la causa más común de neumonía.

La neumonía puede variar en gravedad; desde suave a potencialmente mortal. Entre los factores de riesgo que favorecen la neumonía están:

  1. La edad: es más grave en bebés y personas mayores de 65 años.
  2. Personas con enfermedades crónicas, (enfermedades del corazón o de los pulmones).
  3. Personas con un sistema inmunitario debilitado (bronquitis, desnutrición, consumo de tabaco, entre otros).

Los síntomas varían dependiendo del tipo de neumonía, pero en la mayoría de casos predominan:

  • Dolor en el pecho al respirar o toser
  • Desorientación o cambios de percepción mental (en adultos de 65 años o más)
  • Tos
  • Fatiga
  • Fiebre, transpiración y escalofríos con temblor
  • Temperatura corporal más baja de lo normal (en adultos mayores de 65 años)
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Dificultad para respirar

 

Las enfermedades del sistema respiratorio, son importantes en las personas mayores porque tienen un efecto directo en la salud y en la calidad de vida.

Además de estas enfermedades, es común que los adultos mayores lleguen a sufrir otras infecciones respiratorias como:

  • Asma: inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Rinitis: inflamación del revestimiento mucoso de la nariz.
  • Faringitis: hinchazón de la parte posterior de la garganta (faringe), entre las amígdalas y la laringe.
  • Bronquitis: inflamación del revestimiento de los bronquios que llevan el aire hacia adentro y fuera de los pulmones.

Es importante que consultes con tu médico si tienes dificultad para respirar, dolor en el pecho, fiebre persistente, desorientación o algún otro síntoma que indique una enfermedad respiratoria.

 

Puedes revisar nuestra Guía práctica para prevenir y tratar problemas respiratorios

 

New call-to-action

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

5 personas famosas que usan silla de ruedas y sus historias inspiradoras

SEGUIR LEYENDO

Señales que te ayudan a identificar si un familiar necesita una silla de ruedas

SEGUIR LEYENDO

8 recomendaciones para adaptar la casa y darle más seguridad a los adultos mayores

SEGUIR LEYENDO