Cómo prevenir úlceras por presión por el uso de una silla de ruedas

Movilidad y Autonomía
Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Angie

Compartir en

Las úlceras por presión, también conocidas como escaras o úlceras decúbito, son un tipo de lesión que afecta la piel a causa de presión prolongada sobre la misma zona del cuerpo. 

Este tipo de úlceras aparece cuando hay exceso de presión y una superficie dura, como una silla, cama o silla de ruedas, presiona el tejido blando, ya que el peso corporal comprime los vasos sanguíneos y evita que la sangre se distribuya debidamente en el área. 

Cuando la falta de suministro de sangre hace que el tejido del área afectada muera o se dañe y la lesión empeora, la llaga inicial puede convertirse en una herida abierta. 

Durante mucho tiempo, las úlceras por presión han afectado a las personas que usan sillas de ruedas, incluyendo a los adultos mayores que dependen de estos dispositivos para trasladarse y realizar sus actividades diarias. 

Las escaras también son una gran preocupación para las personas que pasan la mayor parte del tiempo en una cama o silla con movimiento limitado, tienen bajo peso o sobrepeso, pasan mucho tiempo en una posición, tiene pérdida de orina o heces, o sufre una disminución en la sensación del cuerpo. 

Por esa razón, es importante conocer las medidas que podemos tomar para prevenirlas. Veamos algunos consejos. 

✔️Poner atención a las áreas más vulnerables 

Lo primero que debemos hacer para prevenir las úlceras por presión es revisar el cuerpo cuidadosamente con frecuencia, idealmente, todos los días. 

Las áreas a las que debemos prestar más atención son: 

  • Planta del pie
  • Tobillos
  • Caderas
  • Área del coxis
  • Codos
  • Columna vertebral 
  • Hombros y omoplatos
  • Oídos 
  • Nuca 

 

✔️Priorizar el aseo 

Para prevenir la aparición de úlceras por presión, también es importante asegurarnos que la piel está siempre hidratada y limpia, especialmente en las áreas donde las escaras suelen aparecer con más frecuencia. 

Es indispensable tratar la piel con delicadeza, ya que puede estar sensible si ha sido sometida a presión prolongada. Por lo tanto, no deberíamos frotar con fuerza o usar algún producto o herramientas abrasivas. Al limpiar el área, podemos usar una esponja suave o paño. 

También podemos aplicar una crema humectante o protectores para la piel a diario y evitar los productos con químicos fuertes como los jabones perfumados y los polvos de talco. 

 

✔️Mantener la piel seca 

Además de la limpieza, que debería realizarse con agua tibia, también debemos mantener el área seca. De lo contrario, las úlceras pueden aparecer con mayor facilidad. 

Después del lavado, podemos usar algún paño para secar la piel. Si el adulto mayor suele sudar mucho o permanece en áreas calientes, es importante aumentar la frecuencia de los baños. 

 

✔️Cambiar de posición con frecuencia 

Para aliviar la presión prolongada en algunas partes del cuerpo, también es ideal cambiar de posición con frecuencia. 

Los usuarios de sillas de ruedas y las personas que pasan mucho tiempo en la cama son vulnerables a la aparición de escaras. Por lo tanto, cambiar la posición de acostado a sentado con frecuencia puede reducir la presión en áreas específicas. 

Esto debe hacerse con cuidado, ya que rozar alguna parte de la silla de ruedas al hacer estos movimientos también podría causar úlceras. 

 

✔️Mantener una dieta saludable 

Comer sano y mantenerse hidratado también es clave para evitar el desarrollo de úlceras por presión. Los alimentos ricos en vitamina C, zinc, y proteína pueden ayudar al cuerpo a mejorar su capacidad para renovar las células, lo cual es necesario para tratar las escaras. 

Además, las bebidas como la leche, los jugos de frutas naturales y el agua mantienen la piel hidratada, reduciendo el riesgo de desarrollar úlceras por presión. 

 

✔️Usar herramientas para prevenir la aparición de escaras

Ya que las úlceras por presión han sido un problema para los usuarios de sillas de ruedas y las personas que pasan mucho tiempo acostadas, se han creado algunos dispositivos para prevenir su aparición. 

Los más comunes y útiles incluyen los cojines antiescaras. Estos evitan que algunas partes del cuerpo rocen con objetos duros, como el asiento o respaldo de la silla de ruedas. 

También podemos usar sábanas deslizantes para facilitar el cambio de posición o colchones antiescaras si el adulto mayor pasa mucho tiempo en cama. 

Otros consejos útiles 

Además de las recomendaciones mencionadas anteriormente, también podemos hacer lo siguiente: 

  • Evitar utilizar prendas demasiado ajustadas 
  • Proteger los puntos de presión, especialmente las áreas óseas, con parches
  • No usar prendas con botones, cierres o costuras gruesas que puedan presionar la piel

 

➡️¿Qué hacer si el paciente depende de una silla de ruedas? 

Para evitar las úlceras por presión en adultos mayores que usan una silla de ruedas de forma prolongada o permanente, también debemos considerar estos consejos: 

  • Escoger sillas de ruedas del tamaño adecuado, especialmente después que el peso corporal cambie
  • Pedir al proveedor que revise la silla de ruedas al sentir presión en algún área 
  • Usar un cojín de espuma o gel ajustable 
  • Evitar arrastrar el cuerpo de la silla de ruedas al sentarse o levantarse (es ideal levantarse apoyándose en los dos brazos, si es posible)

 

➡️¿Qué hacer si el paciente debe permanecer en cama durante mucho tiempo o de forma permanente? 

Si el adulto mayor debe permanecer acostado durante un período prolongado o de forma permanente, también es importante seguir estas recomendaciones: 

  • Usar colchones especiales, incluyendo los que son hechos de espuma o rellenos con gel o aire 
  • Colocar almohadillas que puedan absorber la humedad y mantener la piel seca en áreas vulnerables, como los glúteos 
  • Poner una almohada suave o trozo de espuma entre las partes del cuerpo que se frotan entre sí o se presionan contra el colchón 
  • Usar una almohada o espuma entre rodillas y tobillos al estar acostados de lado
  • Poner una almohada de espuma bajo los talones, pantorrillas, el área del coxis, hombros, omóplatos y codos
  • Evitar arrastrarse al cambiar de posición 
  • Cambiar de posición con frecuencia, idealmente cada una o dos horas 
  • Retirar objetos que puedan causar presión en la piel, como monedas o bolígrafos

¿Cómo detectar úlceras por presión? 

Si sospechas que tu ser querido pudo haber desarrollado una úlcera por presión, verifica si hay… 

  • Zonas cálidas
  • Enrojecimiento de la piel 
  • Piel dura o esponjosa 
  • Llagas o roturas en las capas superiores de la piel 
  • Cambio en el color de la piel 
  • Aparición de grietas o desgarramientos 

En estos casos, es importante consultar a un médico para evitar que las escaras empeoren. 

Pensamientos Finales 

Las úlceras por presión son de los problemas que los adultos mayores que usan sillas de ruedas o permanecen acostados por un tiempo prolongado o permanente pueden sufrir con más frecuencia. 

Afortunadamente, siguiendo estos consejos y escogiendo los productos adecuados podemos prevenir su aparición. 

En BETTEN, contamos con las sillas de ruedas y camas clínicas que los adultos mayores necesitan para cuidar de su salud, recuperarse después de una operación, descansar o realizar sus actividades diarias mientras permanecen cómodos.

¿Necesitas alguno de estos dispositivos para cuidar a tus seres queridos? No dudes en contactarnos a través de nuestro sitio web o a los números 2 2993 5323 y +569 4979 4867.

New call-to-action

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo ayuda la fisioterapia y el ejercicio a mejorar el ánimo del adulto mayor?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo beneficia el ejercicio físico a la salud mental en la adultez?

SEGUIR LEYENDO

Mantenerse activo en la vejez: ¿Cuánta actividad física necesitan los adultos mayores?

SEGUIR LEYENDO