Técnicas de higiene y cuidado para personas mayores en silla de ruedas o postradas

Seguridad en el Baño
Movilidad y Autonomía
Cuidadores Adulto Mayor
Catalina

Compartir en

 

En ocasiones nuestro adulto mayor debe pasar un tiempo prolongado en cama o silla de ruedas, este importante cambio en la vida de una persona, no puede dejar de lado ciertos cuidados que le ayudan a mantener su salud a pesar de las circunstancias.

 

¿Cuáles son los principales cuidados que debemos considerar para el adulto mayor en silla de ruedas o postrado?

Según Cuidum, lo cuidados de nuestros seres queridos en estas circunstancias deben considerar:

  • Una correcta alimentación
  • Higiene personal adecuada

 

Ambos son aspectos fundamentales en el cuidado de una persona mayor.

 

Una buena alimentación

Una buena alimentación es fundamental para que nuestro ser querido se mantenga saludable. Para lograrlo, MedlinePlus en su artículo “nutrición para personas mayores, nos invita a seguir las siguientes recomendaciones:

 

  • Comer alimentos que contengan gran cantidad de nutrientes sin demasiadas calorías extra como: frutas, vegetales, granos integrales, leche descremada, queso bajo en calorías, pescados, mariscos, carnes magras, aves, huevos, legumbres y frutos secos.
  • Evitar las calorías vacías: alimentos que tienen muchas calorías pero pocos nutrientes como papas fritas, dulces, bebidas con azúcar o alcohol.
  • Preferir alimentos bajos en colesterol y grasas: evitar especialmente los que contienen grasas saturadas y trans.
  • Tomar suficientes líquidos: algunas personas pierden la capacidad de sentir sed con la edad, además de que hay medicamentos que aumentan la importancia de que nuestra persona mayor se mantenga hidratada.
  • Hacer ejercicio en la medida de lo posible: además de hacer muy bien para el cuerpo y la mente, de esta forma tu persona mayor puede recobrar el apetito si lo ha perdido.

 

Higiene personal del adulto mayor postrado o con movilidad reducida

Desde Cuidum se contemplan los siguientes tipos de higiene para una persona que se encuentra con postrada o con poca movilidad:

  • Higiene corporal diaria
  • Higiene bucodental
  • Higiene postural

Higiene corporal diaria

  • Necesitas espacio suficiente y provisto de ayudas técnicas para lograr una higiene correcta y evitar caídas del adulto mayor en el baño o desde la cama: para que sea un momento seguro y factible de llevar a cabo, se puede contar con ayudas técnicas como: 
  • En caso de que el aseo deba realizarse en la cama, puedes pensar en arrendar una cama clínica para poder regular la altura y posición de la misma, y así facilitar la limpieza de todo el cuerpo.
  • En caso de que puedas realizar el aseo en el baño procura tener un baño adaptado para el adulto mayor: puedes pensar en una ducha con chorro de baja presión, barras de seguridad, una silla de ducha o tina para que tu persona mayor se bañe sentada, y en caso de tener tina, se puede realizar una adaptación llamada Simply Cut; esta consiste en hacer un rebaje a la tina que permite que la persona con movilidad reducida, pueda ingresar sola o ser asistida sin necesidad de que su cuidador deba levantar su peso para ingresarla.
  • La temperatura de la habitación debe ser óptima.
  • Debes tener los productos de higiene personal indicados para tu ser querido: jabones de ph neutro, cremas hidratantes que no irriten su piel, etc.
  • Prepara previamente todo lo que vas a usar a la hora de realizar la higiene, de esta forma, nunca dejas sola a tu persona mayor: elementos como jabón, esponja, shampoo, tolla limpia, peineta, etc.
  • Cuéntale a tu adulto mayor lo que estás haciendo, así se sentirá seguro y podrá ayudarte con algunas cosas: levantar los brazos o lavarse solo el pelo según sea el caso.
  • Después del lavado, es importante que no dejes residuos de jabón en su piel y que seques minuciosamente.
  • En la mujer, la zona vaginal debes limpiarla desde la zona anterior hacia la zona posterior, para evitar transportar gérmenes hacia la vagina y la uretra.
  • En los hombres, la zona genital debes lavarla después de cada micción, a fin de eliminar secreciones.

 

Higiene bucodental

  • Es recomendable que nuestra persona mayor se realice o reciba, según sea el caso, una limpieza bucal después de cada comida: así evita infecciones, malos olores y grietas en los labios y lengua.
  • La limpieza debe ser adecuada: utilizando pasta de dientes con flúor e hilo dental. En el caso de que nuestro ser querido no pueda llevarla a cabo por sí mismo, debes lavarte muy bien las manos antes de hacerlo.
  • Si nuestra persona mayor usa una prótesis dental, será necesario lavarla con cepillo y jabón neutro diariamente y enjuagarla después de cada comida.
  • Es importante que lleves a tu persona mayor regularmente al dentista: ya que a medida que avanza la edad, son más propensas a generar caries, al deterioro de encías, a disminuir su función salival y en consecuencia, tener la boca seca.
  • Aplicar bálsamo labial después de cada lavado de dientes: de esta manera evita labios secos, agrietados y los mantiene hidratados.
  • Mantener una alimentación equilibrada: además de los beneficios mencionados anteriormente, esto aporta los nutrientes necesarios que contribuyen con una buena salud bucal.

Higiene postural en personas en silla de ruedas y postradas

Lo primero es saber ¿qué es la higiene postural?

La Cruz Roja en su artículo “Importancia de la higiene postural en el adulto mayor, define higiene postural como “postura correcta”, ya sea en posición estática o en movimiento, que se consigue manteniendo alineadas la cabeza y la columna vertebral, así como las extremidades superiores e inferiores.

 

Conociendo esta información, la Cruz roja nos ayuda con las siguientes consideraciones, orientadas a corregir las tendencias patológicas posturales propias de la inmovilidad o la movilidad reducida:

  • Es importante que la silla de ruedas se encuentre adaptada a su estado físico y a sus necesidades.
  • Procura que la persona se siente de forma correcta en la silla de ruedas: buen apoyo de los pies en el reposapiés, correcto control cefálico y de tronco, caderas y rodillas en 90°
  • En caso de que tu adulto mayor utilice órtesis posturales, controla la buena colocación de las mismas y verifica posibles lesiones.
  • Si tu persona mayor se encuentra postrada, es necesario que la cambies de postura cada dos horas para evitar escaras o UPP (úlceras por presión).

¿Por qué es importante mantener la higiene del adulto mayor en casa?

Al cuidar la higiene de una persona mayor, evitarás posibles infecciones, malos olores, lograrás mantener su piel en óptimas condiciones, estimular su circulación sanguínea, eliminar el exceso de cebo y de células muertas que se generan por la descamación continua. La buena higiene promueve su autoestima y mejora la calidad de vida.

Por otra parte, resulta fundamental mantener limpio el entorno de la persona mayor, para fomentar un clima agradable y positivo para todos los involucrados en el proceso de cuidado.

Tomando en cuenta todas estas técnicas y recomendaciones sobre higiene y cuidado de personas mayores que se encuentran en silla de ruedas o postradas, resulta más sencillo abordar la tarea del cuidado con claridad y energía.

La invitación y recomendación, es a que te nutras de buena información y te proveas de los elementos necesarios para el óptimo cuidado de tu adulto mayor; lo cual implica, desde conocer qué precauciones tomar a la hora del baño, hasta cómo lograr baños adaptados para el adulto mayor.

 

También te invitamos a leer acerca de cómo evitar caídas en el baño o en su habitación, hasta cómo prevenir lesiones tan comunes como una fractura de cadera o muñeca.

 

CTA 2 Baño seguro

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Ventajas de una cama clínica  regulable en altura respecto al suelo.

SEGUIR LEYENDO

Ventajas de regular la posición de las piernas en una cama clínica

SEGUIR LEYENDO

Barandas de contención para la prevención de caídas de la cama en el adulto mayor

SEGUIR LEYENDO