Seis trucos para limpiar una cama clínica

Camas Clínicas
Salud del adulto mayor
Mariví Coello

Compartir en

Acabas de adoptar una cama clínica para mejorar la calidad de vida de tu ser querido. Ahora quieres asegurarte de mantenerla en buenas condiciones y garantizarle comodidad y seguridad. Si es tu caso, este artículo es para ti.

 

Aprende seis trucos para limpiar una cama clinica

Aunque estrictamente se trata de un mueble como cualquier otro, al ser la cama de una persona con movilidad reducida o en recuperación posoperatoria, para limpiar una cama necesitas poner en práctica varias estrategias:  

 

limpiar_cama_interna1

➡️ Utiliza solo implementos limpios. Asegúrate de emplear paños, recipientes y demás implementos absolutamente limpios, o hasta nuevos, de ser posible. Resérvalos para este uso exclusivamente.

 

limpiar_cama_interna2

➡️ Elige únicamente productos hipoalergénicos, con poco o ningún olor. Ten muy presentes las recomendaciones del médico, muy especialmente si tu familiar tiene problemas respiratorios, así como los gustos y preferencias del paciente. 

 

limpiar_cama_interna3

➡️ Protégete. Usa guantes, un delantal y mascarilla, como mínimo, y no entres en contacto con las superficies que limpias ni con los productos que empleas para ello. Recuerda que tu familiar cuenta contigo y si lo que quieres es cuidarlo, debes cuidarte tú también.

 

limpiar_cama_interna4

 

➡️ Sigue el protocolo adecuado. Si el paciente puede salir de la cama, ya sea con ayuda de una silla de ruedas, caminando o siendo traslado a otra superficie de cualquier manera, es buen momento para que él disfrute de otros espacios de la casa mientras tú tienes libertad plena para limpiar a fondo y cómodamente.

Aprende cómo trasladar a un paciente de la cama a la silla de ruedas

Si se trata de un paciente que no se puede levantar de su cama, el protocolo que corresponde lo encontrarás en el artículo que dedicamos a la higiene del paciente encamado.

 

limpiar_cama_interna5

 

➡️ Antes de limpiar la cama, libérala de obstáculos. Retira los accesorios, las sábanas, almohadas, ropa, cojines y cualquier objeto que haya en ella. Limpia con un paño húmedo en una solución desinfectante cada uno de los accesorios (mesa auxiliar, porta suero, porta sonda urinaria, alza ropa…) y ponlos en un lugar limpio, seco y seguro. Aprovecha para devolver a su lugar objetos como libros, dispositivos electrónicos y ropa, previa limpieza de cada uno con el paño húmedo.

Conoce tres accesorios indispensables de una cama clínica

Las almohadas y cojines también pueden lavarse según las instrucciones del fabricante o, al menos, ventilarse, exponerse al sol, o bien meterse a la secadora a temperatura entre moderada y alta durante hasta una hora. Si usas mosquitero, es el momento de desinstalarlo y lavarlo también.

 

limpiar_cama_interna6

 

➡️ Limpia la cama empezando por las áreas más limpias y terminando en las más contaminadas. Este proceso consta de varios pasos que pueden organizarse en cuatro fases:  

Fase 1: Pasa un paño limpio semihúmedo primero por el panel de la cabecera, luego por las barandas laterales y seguidamente por el panel de la piecera. Lava bien el paño con agua y jabón. Si el control de la cama está unido a ella por medio de un cable, límpialos muy bien con el paño, junto con las bases de los accesorios. Lava de nuevo el paño con agua y jabón. 

Fase 2: Limpia la cara superior del colchón, páralo sobre uno de sus lados y limpia la cara superior del somier. Lava nuevamente el paño con agua y jabón. Gira el colchón y limpia su otra cara y laterales. Lava otra vez el paño. 

Fase 3: Pasa el paño semihúmedo por la cara inferior del somier, el carro elevador de la cama (si lo tiene), las patas y toda la estructura inferior de la cama. Si cuentas con una aspiradora y no le causa molestias al paciente, retira antes el polvo de todas estas áreas. Si no, simplemente pasa y lava el paño tantas veces como haga falta. Asegúrate de que todos los vértices, en especial los que cuentan con mecanismos de doblado y giro, queden libres de polvo, cabellos y todo elemento que pueda impedir su libre funcionamiento. 

Fase 4: Finalmente, limpia las ruedas con una brocha pequeña limpia y asegúrate de que no se les enreden cabellos ni se les acumule polvo ni ningún tipo de suciedad. Asegúrate de no dejar ningún resto de suciedad debajo o alrededor de las ruedas (en el piso), pues fácilmente regresará a ellas. Una vez limpia la cama, puedes proceder a vestirla con sábanas limpias y reinstalar los accesorios ya limpios.

 

bed-surgery-empty-room-ophthalmology-consultation-vision-healthcare-laser-exam-clinic-healthcare-space-medical-consulting-eyes-operation-empty-eyesight-office

 

¿Cada cuánto se debe limpiar una cama clínica?

  • Cambiar sábanas: cada 3 días
  • Ventilar, asolear o meter a la secadora almohadas y cojines: 1 vez por semana
  • Limpiar la cama: cada 2 semanas 
  • Limpiar las ruedas: junto con la cama o 1 vez por semana
  • Limpiar la habitación: 1 vez por semana

 

Conoce los tipos de camas que puedes arrendar en Betten

Muy sencillo

La limpieza de una cama clínica se basa en el uso de utensilios limpios, aplicación del protocolo de lo más a lo menos contaminado, el uso de productos hipoalergénicos y un poco de sentido común.

Lo más importante es asegurar el debido funcionamiento de la cama y sus partes, para garantizar comodidad y seguridad al paciente. Si aplicas estas recomendaciones, podrás mantener la cama de tu familiar impecable, como merece y requiere, y en perfecto estado.

New call-to-action

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo lavarle la cabeza a un paciente en cama?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo asear a un paciente en cama?

SEGUIR LEYENDO
Camas Clínicas
Mariví Coello

Ventajas y desventajas de cada tipo de cama clínica

SEGUIR LEYENDO