La diabetes y otras condiciones de salud en adultos mayores

Salud del adulto mayor
Angie Prieto

Compartir en

Cuando comemos, nuestro cuerpo transforma los alimentos que consumimos en glucosa y los libera en el torrente sanguíneo. Luego, el páncreas produce insulina, que es la hormona encargada de llevar esos azúcares a las distintas células del organismo, dándoles la energía que necesitan para cumplir con sus funciones. 

Si sufrimos de diabetes, nuestro cuerpo no produce la cantidad suficiente de insulina o no puede usar esta hormona como es debido, resultando en una acumulación de glucosa que no llega a las células. 

Desafortunadamente, esto puede causar problemas de salud graves con el tiempo si no se controla con el tratamiento adecuado, especialmente en adultos mayores. Estas son algunas de las enfermedades asociadas a la diabetes:

Hipertension

La hipertensión es una de las complicaciones de salud que más comúnmente se asocia con la diabetes. De hecho, los pacientes diabéticos tienen el doble de probabilidades de desarrollar esta enfermedad. 

Esto ocurre porque la diabetes puede dañar los pequeños vasos sanguíneos con el tiempo, haciendo que sus paredes se endurezcan y causando mal funcionamiento, lo que contribuye a la presión arterial alta. 

 

Enfermedad del corazon

Una persona con diabetes e hipertensión tiene cuatro veces más probabilidades de sufrir enfermedades del corazón. Como mencionamos, los altos niveles de glucosa en sangre pueden dañar los vasos sanguíneos. Además, tienen un impacto negativo en los nervios que comunican a este importante órgano, poniendo la salud cardiovascular en riesgo. 

Conoce los mejores hábitos para cuidar de la salud del corazón

 

Retinopatia

Con el paso del tiempo, las altas concentraciones de glucosa en sangre pueden causar obstrucciones en los vasos sanguíneos que son responsables de alimentar a la retina. 

Como respuesta al corte en la irrigación sanguínea que resulta de estas afecciones, nuevos vasos sanguíneos son generados. Sin embargo, muchos son anormales y provocan hinchazón o fugas de líquido. 

Esto es conocido como retinopatía diabética, una complicación que puede causar visión borrosa o incluso pérdida de la capacidad visual.

 

neuropatia

A largo plazo, los altos niveles de azúcar en sangre también pueden afectar nuestros nervios, dañando su integridad y causando dolor o entumecimiento en algunas partes del cuerpo. Esta condición es conocida como neuropatía diabética. 

Desafortunadamente, la neuropatía diabética es irreversible y puede afectar a entre el 6% y el 51% de los adultos que sufren diabetes. 

 

Problmas renales

Ambos tipos de diabetes (tipo 1 y tipo 2) pueden causar una pérdida en la funcionalidad de los riñones a largo plazo. Esto sucede porque, además de afectar los vasos sanguíneos, los altos niveles de azúcar en sangre pueden dañar las nefronas y el tejido de estos órganos. 

Los últimos reportes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos mostraron que al menos 1 de cada 3 adultos con diabetes padecen de afecciones renales en estado crónico. 

 

apnea del sueño

Otra de las enfermedades asociadas con la diabetes es la apnea del sueño, ya que las altas concentraciones de glucosa en sangre pueden afectar nuestros mecanismos de control respiratorio central y causar repetidas interrupciones en nuestra respiración mientras dormimos. 

 

Aprende sobre los problemas respiratorios más comunes en los adultos mayores

 

Enfermedades oseas

La diabetes también puede aumentar el riesgo de complicaciones que afecten la salud ósea, como la osteoporosis. Desafortunadamente, algunas investigaciones sugieren que muchas de las opciones de tratamiento que podrían ser útiles para mejorar la sensibilidad a la insulina tiene efectos secundarios que podrían agravar los problemas óseos en personas diabéticas. 

🔹 Afecciones en los pies

Los altos niveles de azúcar en sangre también aumentan el riesgo de úlceras e infecciones en los pies. Asimismo, la diabetes puede causar otras complicaciones que afectan esta parte del cuerpo, como deficiencias en el flujo sanguíneo y daño a los nervios. 

🔹 Afecciones en la piel 

Además de úlceras e infecciones cutáneas, fúngicas y bacterianas, la diabetes también puede causar otras afecciones en la piel, incluyendo dermopatía diabética, acantosis pigmentaria, necrobiosis lipoídica y bulosis diabética.

 

Problemas de salud mental

Recibir un diagnóstico puede hacer que nos sintamos desanimados, estresados, preocupados o frustrados. En muchos casos, la enfermedad lleva a problemas que afectan nuestra salud mental, como la ansiedad o la depresión

Estos problemas no solo tienen un impacto en nuestra calidad de vida y la forma en la que pensamos o sentimos sino que también pueden afectar nuestro tratamiento y hacernos más vulnerables a ciertas complicaciones. 

Encuentra más información sobre la depresión en los adultos mayores

 

¿Qué debemos hacer si somos diagnosticados con diabetes en la tercera edad? 

La diabetes es una enfermedad grave que puede afectar nuestra vida diaria y causar muchas otras complicaciones de salud. Sin embargo, esta condición es tratable y podemos vivir feliz y plenamente si seguimos las recomendaciones de nuestros doctores. Por esa razón, es necesario priorizar la atención médica multidisciplinaria y los hábitos saludables para cuidar de nuestro bienestar. 

New call-to-action

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo escoger una silla de ruedas para un adulto mayor con diabetes y movilidad limitada?

SEGUIR LEYENDO

Movilidad en el adulto mayor con diabetes: cómo y por qué reforzar la fuerza y masa muscular

SEGUIR LEYENDO
Salud del adulto mayor
Angie Prieto

¿Por qué el cuidado de los dientes y los pies es importante para un diabético?

SEGUIR LEYENDO