¿Cómo cuidar la higiene de personas mayores con movilidad reducida?

Seguridad en el Baño
Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Catalina

Compartir en

Mantener la higiene personal es un requisito para todas las personas y para toda la vida. 

En nuestras personas mayores, que presentan o comienzan a presentar problemas de movilidad, no debe ser la excepción. 

Según el artículo “Higiene y cuidados del adulto mayor” de DiscapNet, para la persona mayor con movilidad reducida o discapacidad, llevar una higiene adecuada es importante y necesario para prevenir complicaciones como:

  1. Complicaciones físicas: úlceras, irritaciones o infecciones.
  2. Complicaciones psicológicas: trastornos de la autoestima o de conducta.
  3. Complicaciones sociales: retraimiento social o rechazo. 

No es posible hablar sobre la higiene del adulto mayor sin hablar de su autoestima o cómo se siente en sociedad, tampoco es posible visualizarla sin mencionar las medidas que hay que tomar para que esto ocurra en un baño seguro, y de esta forma, prevenir caídas del adulto mayor.

A lo largo del presente artículo abordaremos dichos temas, comenzando por la higiene de uno de nuestros más importantes órganos.

 

Higiene de la piel

Pensando en las complicaciones físicas, en un artículo de Senior Suite nos especifican la importancia de cuidar la piel en el proceso de limpieza, ya que a partir de los 60 años ésta registra un adelgazamiento de un 15%. 

En consecuencia, las personas mayores presentan una piel más fina, seca y delicada. Por otra parte, exponen que la piel es uno de los órganos más sensibles y propensos a sufrir daños por exposición y representa una barrera protectora para nuestro cuerpo; otorgando resistencia, termorregulación e impermeabilidad, siendo además el receptáculo de impulsos nerviosos.

Teniendo lo anterior en cuenta, es necesario destacar la importancia de una higiene de la piel adecuada para nuestros mayores.

 

Consejos para una higiene adecuada de la piel del adulto mayor

Convocados por el mismo tema, en DiscapNet entregan algunos consejos importantes de tomar en cuenta a la hora de llevar a cabo una correcta higiene y cuidado de la piel:

  • Evitar productos o elementos que puedan acentuar la picazón o descamación por sequedad o alergias. Se pueden usar jabones suaves de ph neutro de avena o afrecho e hipoalergénicos.
  • Evitar baños prolongados y con agua muy caliente para prevenir quemaduras por la falta de sensibilidad propia de la edad.
  • Usar el shampoo adecuado para prevenir sequedad, picazón, caspa y excesiva debilidad en el cuero cabelludo.
  • Evitar alergias y una acelerada caída del cabello evitando teñir el pelo. Sin embargo, si para el autoestima de nuestro ser querido es muy importante usar tintura, procurar que ésta sea con sustancias químicas menos agresivas y sin amoníaco.
  • Lubricar la piel diariamente después del lavado.
  • Usar protector solar todos los días.

 

Higiene el resto del cuerpo

También es importante, tener en cuenta qué aspectos considerar para lograr una higiene adecuada. Para esto, en el artículo de Canitas sobre la higiene del adulto mayor, se contemplan 2 categorías: la persona mayor independiente y la dependiente.

Para abordar el tema, comenzaremos por las recomendaciones para la higiene del adulto mayor en general, que son aconsejadas tanto para aquellos que son autónomos como para los que son dependientes, y luego, iremos escalando a una cada vez menor independencia. 

Estas recomendaciones, considerarán desde aspectos prácticos de periodicidad y consejos específicos, hasta modificaciones necesarias para que el aseo personal pueda ser llevado a cabo con la mayor autonomía, facilidad y seguridad.

 

Higiene del adulto mayor

  • Cambiar de ropa diariamente: especialmente la ropa interior.
  • Lavar el pelo: con una periodicidad de 2 o 3 veces por semana.
  • Cortar el pelo habitualmente: de esta forma éste se mantiene fuerte, sano y contribuimos al buen aspecto y autoestima de nuestro mayor.
  • Mantener las uñas y pies sin durezas ni encarnaciones: es importante saber, si este fuera el caso de nuestro ser querido, que el pie de una persona diabética tiene muy poca sensibilidad, por lo cual, puede tener incrustaciones y heridas que no duelen y que solo se percate al momento de sufrir una infección.
  • Lavar los dientes: realizar lavado de dientes 3 veces al día o después de cada comida.
  • Usar hilo dental: al menos una vez al día, después del lavado de dientes nocturno.
  • Mantener cremas humectantes al alcance de su mano: de esta forma no tendrá que agacharse o subirse a un piso para alcanzarlas.
  • Utilizar zapatos ortopédicos: proporcionar zapatos flexibles, respirables, blandos, estables y con correcto agarre al suelo, es fundamental para mantener la higiene de los pies y para la seguridad de nuestro mayor.
  • Usar una ducha a la hora de bañarse: si no cuentas con una, puedes rebajar la pared exterior de la tina con Simply Cut, de esta forma, tu mayor logrará entrar a ella de manera segura y sin correr el riesgo de perder el equilibrio. 

 

 

Higiene adulto mayor dependiente o discapacitado

La ayuda que necesite nuestra persona mayor discapacitada o con movilidad reducida será diferente según su edad y discapacidad. Sin embargo, en términos generales, es importante proporcionar ayudas extra a nuestros mayores con menor movilidad.

  • Cepillo eléctrico: usar un cepillo eléctrico facilitará la correcta higiene de los dientes de nuestro mayor. Es importante que las cerdas del cepillo sean extra suaves para evitar el rompimiento de encías.
  • Cambiar el pañal con regularidad: si es el caso de tu persona mayor, es importante que lo cambies cada vez que sea necesario y que cuides especialmente la piel de esa zona con crema hidratante.
  • Baño de esponja: si la persona se encuentra postrado y no está capacitada para acudir al cuarto de baño, debes realizar el baño con una esponja, procurando un lavado correcto de la zona genital y anal. Para facilitar la tarea del cuidador en estos casos, una cama clínica es una excelente opción, ya que podrás poner a tu mayor a la altura y posición que más te acomoden para realizar el baño, solo moviendo la postura y altura de la cama. También procura poner una sábana plástica para no mojar las sábanas y secar la piel de tu ser querido perfectamente al terminar.
  • Revisión de la piel: si la persona se encuentra postrada, revisa constantemente la piel de su espalda y extremidades, ya que podrían presentar pequeñas heridas o escaras que si no son tratadas a tiempo pueden presentar graves complicaciones.
  • Colchón adecuado: en caso de que nuestro ser querido se encuentre postrado, es importante tener un colchón que se adapte a sus necesidades específicas. Un colchón que no absorba humedades o facilite la respiración de la piel, también va a favorecer la correcta higiene de nuestro mayor.

 

Cuidar la higiene de los adultos mayores es fundamental, ya que no solo implica que circulen limpios y con buen aspecto por la vida, sino que también ayuda a que ellos se sientan mejor con su entorno y consigo mismos.

 

Como conclusión, es importante mantener una higiene adecuada diaria, de ser posible, realizada por ellos mismos. En este caso, contar con un diseño de baño seguro debe ser la prioridad, porque será la única forma de evitar accidentes en el baño y con ello, que pierdan su autonomía.

En el caso de que el adulto mayor tenga movilidad reducida o dependencia parcial o completa, la higiene debe ser realizada con igual periodicidad y de manera asistida.

En este caso, es importante procurar cuidados y precauciones extras. Por ejemplo, pensar en una adaptación de baño para personas con poca movilidad que facilite tanto la tarea del cuidador como la posibilidad de movimiento de nuestro ser querido.

 

CTA 2 Baño seguro

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Ventajas de regular la posición de las piernas en una cama clínica

SEGUIR LEYENDO

Barandas de contención para la prevención de caídas de la cama en el adulto mayor

SEGUIR LEYENDO

Actividad física que se puede realizar con pacientes en cama

SEGUIR LEYENDO