5 renovaciones esenciales de baños para personas mayores

Acondicionamiento del hogar
Seguridad en el Baño
Karina

Compartir en

Las caídas representan más de la mitad de todas las lesiones en las personas mayores, la mayoría de las caídas ocurren en el hogar y el lugar donde ocurren con más frecuencia es el baño.

 

A menudo, los accidentes y las lesiones tienen consecuencias como el hecho de que las personas mayores tengan que dejar su hogar y mudarse a un centro de atención para estar más seguras. Para la familia este cambio puede significar un gasto considerable de dinero y para el adulto mayor un duro golpe para su autoestima.

 

La buena noticia es que hay renovaciones pequeñas y prácticas que se pueden hacer para que el baño sea un lugar más seguro para todos. Con cambios bien pensados en el baño, se asegura el mantenimiento de la independencia durante mucho más tiempo en el hogar. 

 

Estas son las 5 remodelaciones a tomar en cuenta para un baño más seguro:



Coloca buena iluminación

Una de las formas más efectivas y simples de prevenir accidentes en el baño, es colocar una buena iluminación.

 

Realizar cambios como colocar interruptores grandes, luces de detección de movimiento inalámbricas o luces automáticas son detalles que pueden marcar una gran diferencia para los usuarios de edad avanzada. 

 

Las luces más recomendadas para facilitar la buena iluminación a cualquier hora del día son:

 

  • Luces LED automáticas: Las luces nocturnas automáticas le facilitan el traslado a los adultos mayores ya que son luces LED automáticas que se encienden de forma instantánea cuando el sensor detecta que se necesita más luz en la habitación.

  • Luces de detección de movimiento inalámbricas: Estas luces inalámbricas, con detección de movimiento hacen que sea fácil y rápido iluminar de forma instantánea áreas en donde se percibe movimiento, son muy útiles para olvidarse de los interruptores comunes. 
  • Lámparas táctiles: funcionan con interruptores sensibles al tacto. Se encienden y apagan con un simple toque y esto facilita su uso.

 


Instala estantes a una altura cómoda y evite los bordes afilados

Cuando se trata de seguridad, hay que tomar en cuenta los accesorios para el baño. Hay que evitar estantes, muebles o accesorios con esquinas o bordes afilados.

 

Lo ideal es instalar lavabos y tocadores con bordes lisos o redondeados en materiales resistentes y duraderos. También deben estar fabricados con materiales fáciles de limpiar y que sean de bajo mantenimiento.

 

Otro detalle a tomar en cuenta con los estantes del baño es que los artículos de baño de mayor uso como el jabón, la pasta de dientes, el champo se encuentren a una altura fácil de alcanzar y que las manijas de los gabinetes o cajones sean lo suficientemente grandes y fáciles de agarrar para alguien que pueda tener dificultades en sus articulaciones.

 

 

Pon un alza baño

Los inodoros o WC convencionales pueden ser muy bajitos, esto dificulta que una persona mayor pueda sentarse y levantarse con facilidad.

 

Una forma sencilla de solucionar este problema es colocando alza baños, que son accesorios especialmente diseñados con barandas que tienen la función de dar apoyo a la persona y levantar el asiento del inodoro.

 

Si buscas una remodelación más profunda puedes buscar instalar inodoros más altos, que tengan una altura mínima de 500 a 550 milímetros, la cual funciona mejor para las personas mayores.

 



Agrega un asiento a la ducha

Estar de pie por mucho tiempo mientras se ducha o el simple hecho de  entrar y salir de la bañera puede ser un desafío para quienes han perdido la fuerza, movilidad y el equilibrio. 

 

Por eso una de las recomendaciones para tener un baño más seguro y devolverle independencia a la personas mayor es  instalando un asiento de ducha de calidad para que pueda disfrutar de un baño agradable en vez de verlo como una actividad incómoda y arriesgada.

 

Hay que destacar que los adultos mayores que ya han sufrido una caída tienen el miedo latente de volver a caerse, por eso además de pensar en la silla de ducha o tina, también es recomendable agregar barras de agarre para brindar un soporte fiable.

 

Existen múltiples modelos de sillas de baño que se usan en duchas y en tinas, para conocerlas dale clic acá.

 



Adapta la tina del hogar

Levantar el pie hacia arriba y por encima del borde de la bañera, puede resultar difícil y hasta peligroso cuando ya nuestro cuerpo no tiene la fuerza ni el equilibrio de antes.

 

Hoy en día, no es necesario quitar la tina del baño para hacerla accesible. Existe la opción de adaptar la tina del hogar para poder salir y entrar a la ducha de forma segura y estable. 

 

Esta adaptación se llama Simply Cut y se realiza en pocas horas. Consiste en cortar un pedazo de la bañera para que las personas con poca movilidad puedan entrar y salir de forma fácil, además se reduce considerablemente el riesgo de caídas.

 

Para conocer más el proceso de adaptación de Simply Cut haz clic acá.

 

Muchos de estos cambios son simples y asequibles y pueden ser implementados sin realizar grandes trabajos de reparación. Tener un baño con accesorios de seguridad también brinda tranquilidad a los cuidadores y familiares de las personas mayores, siendo un ganar ganar para toda la familia.

 

CTA 2 Baño seguro

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Ventajas de regular la posición de las piernas en una cama clínica

SEGUIR LEYENDO

Barandas de contención para la prevención de caídas de la cama en el adulto mayor

SEGUIR LEYENDO

Actividad física que se puede realizar con pacientes en cama

SEGUIR LEYENDO