Seguridad de la temperatura del agua para los adultos mayores

Seguridad en el Baño
Karina

Compartir en

Existen muchos peligros para el adulto mayor en el baño, por eso hay diseños especiales para prevenir accidentes en el baño. Sin embrago, la temperatura del agua es un peligro que se toma muy poco en consideración.

 

Cuando una persona mayor ingresa a un baño con temperaturas que están demasiado calientes o demasiado frías, puede sufrir un accidente o peor aún ver afectado sus sentidos, si es que la persona ya sufre de alguna condición de afección o malestar.

Para evitar accidentes o alteraciones de salud debido a una temperatura no adecuada, toma en cuenta los siguientes puntos.

 

El peligro de temperaturas del agua no adecuadas

 

Los expertos afirman que una temperatura ideal para el baño debe estar solo un poco más alta que la temperatura corporal. Lo cierto es que cada quien tiene una preferencia diferente y hay personas que desean que el agua del baño esté mucho más caliente o mucho más fría. 

 

Sin embargo, cuando nos referimos al baño para personas mayores, lo mejor es confirmar que la temperatura del agua sea segura para así prevenir problemas de salud.

 

Accidentes comunes que suceden con agua hirviendo

 

Si no se chequea el baño, el agua puede salir demasiado caliente. A esta temperatura (aproximadamente 50 grados Celsius), el agua puede ocasionar quemaduras graves en muy poco tiempo. 

 

Si el adulto mayor se quema con el agua, tiene un alto riesgo de desarrollar infecciones bacterianas en sus quemaduras; pueden presentar pérdida de movilidad, deshidratación y cicatrices.



Accidentes que pueden ocurrir debido al agua caliente (No hirviendo)

 

El agua caliente en el baño también puede ser muy peligrosa para las personas mayores. El agua caliente puede hacer que los vasos sanguíneos cercanos a la superficie de la piel se dilaten, lo que provoca que un torrente de sangre se infiltre en las capas superiores de la piel. 

 

Con el tiempo, si la persona se baña durante períodos prolongados, sus cuerpos intentarán compensar este exceso de sangre. La compensación excesiva puede provocar tensión cardíaca.

 

Otro aspecto a considerar con el agua, es que si se calienta demasiado rápido, es posible que la persona mayor no pueda reaccionar rápidamente y sufra una caída o golpe tratando de salir aceleradamente de la ducha o tina.

 

Accidentes que se pueden ocasionar por el agua fría del baño

 

En el baño, el agua fría es tan peligrosa como el agua caliente. El agua fría puede provocar que los vasos sanguíneos cercanos a la superficie de la piel se contraigan, lo que es lo opuesto a lo que sucede con el agua caliente. Cuando esto sucede se reduce la cantidad de sangre que fluye hacia la piel, los órganos internos y el corazón de una persona. Esta reducción en el volumen de sangre también puede causar caídas en la presión arterial y problemas con la circulación sanguínea. 

 

Otro consejo de seguridad es estar muy atento a la temperatura del agua en invierno, porque si el agua está solo unos pocos grados por debajo de la temperatura corporal normal de una persona igual puede causar hipotermia.



Consejos de seguridad para regular la temperatura del agua

 

  • Temperar el agua del baño antes de ingresar a la ducha o tina. Tener en cuenta que una temperatura de agua que esté solo unos pocos grados por encima de la temperatura corporal normal es segura para su uso. 
  • Si la persona ha perdido sensibilidad, es recomendable colocar un termómetro baño que permita ver la temperatura del agua.
  • Se puede ajustar el calentador o tanque de agua caliente para asegurarse de que el agua no salga muy caliente. La empresa chilena Rheem recomienda fijar el calentador de agua a un promedio de 37°C y 38,5°C, o bien no más de 41°C.

 

¿Cuál es la temperatura ideal del baño?

 

Como regla general, la temperatura ideal para un baño debe estar unos grados por encima de la temperatura corporal. El cuerpo humano se encuentra a una temperatura de alrededor de 37 grados, por lo que idealmente su baño debe estar entre 38 y 40 grados. 

 

Sin embargo, cuando hablamos de una temperatura ideal para niños pequeños y personas mayores, la temperatura debe estar más cerca de la temperatura corporal, alrededor de 37 a 38 grados porque la piel en estos grupos de edad es más delicada.

 

Por supuesto que esto dependerá de la preferencia y gusto de cada persona, pero en edades avanzadas lo recomendable es asegurarse de que la temperatura en el baño sea agradable y no demasiado fría. Lo importante es que la persona mayor se sienta cómoda y que no corra el riesgo de desarrollar efectos nocivos para la salud debido a la temperatura del baño.

 

En general, la hora del baño no debería ser un momento estresante para las personas mayores ni para quienes están a cargo de su cuidado. 

 

Un baño seguro les da independencia a las personas mayores y les ayuda a estar más saludables y alegres. Disminuir riesgos a la hora del baño es indispensable para prevenir accidentes y por eso es relevante conocer acerca de los peligros de las temperaturas del agua para así evitarlas y saber preparar un baño seguro.

 

CTA 2 Baño seguro

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Casa y baño adaptado para personas que han sufrido una fractura de cadera

SEGUIR LEYENDO

Conoce el proceso de instalación de SimplyCut®

SEGUIR LEYENDO

Cambiar tu tina por un receptáculo de ducha V/S Adaptar tu tina con SimplyCut®

SEGUIR LEYENDO