¿Qué causa el deterioro cognitivo en las personas mayores? Prevención y tratamiento

Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Karina

Compartir en

¿Por qué hay personas que son más olvidadizas que otras? Si bien es cierto que al pasar los 65 años las personas mayores están más propensas a olvidar cosas, también es cierto que el deterioro cognitivo afecta a cada individuo de distintas maneras. 

 

Un estudio publicado por la superintendencia de salud, estima que entre el 5% y el 20% de las personas mayores de 65 años tienen deterioro cognitivo leve. Otras investigaciones indican que entre el 30% y el 50% de la población mayor presenta pérdidas de memoria cotidianas que le impiden acordarse de nombres de personas o incluso que les dificulta sus rutinas diarias. 

 

En Chile, un estudio publicado en la revista médica Scielo (vol.147 no.8), determinó que en promedio 1 de cada 10 personas mayores en el país presenta sospecha de deterioro cognitivo.

 

¿Qué causa el deterioro cognitivo?

 

No existe un factor único que genere deterioro cognitivo, este se da por una combinación de diversos factores que pueden ocasionar pérdida de memoria involuntaria y menos capacidad de retención de la información, de atención y de percepción visual.

 

El estudio de la revistas médica de Chile Scielo, también da a conocer los principales factores asociados a sospecha de deterioro cognitivo en población chilena, estos son:

  • Edad mayor de 65 años
  • Depresión 
  • Alto tiempo sedente o dormir más 9 horas al día
  • Bajo nivel de escolaridad
  • Sexo masculino
  • Inactividad física
  • Malnutrición o bajo consumo de frutas y verduras
  • Tener problemas de audición o visuales
  • Tener alguna discapacidad

 

Además de los mencionados anteriormente, existen otros factores reconocidos internacionalmente que pueden ser causales del deterioro cognitivo, estos son:

 

  • Factor edad: con la edad las capacidades cognitivas y de aprendizaje van disminuyendo, por eso se dice que las personas mayores de 65 años son las más propensas a presentar problemas de memoria como olvidos cotidianos y falta de atención. Al tener edad avanzada hay facultades que se ralentizan de manera inevitable, estos pequeños olvidos son normales siempre y cuando no sean muy repetitivos. Cuando el factor de pérdida cognitiva está relacionado con la edad lo mejor es hacer ejercicios de estimulación cognitiva.

 

  • Factor estrés, depresión o ansiedad: está científicamente comprobado que el estrés y la depresión pueden ocasionar olvidos. Lo que ocurre con los trastornos emocionales es que el desgaste de neuronas sea mayor, además centramos nuestra atención en estímulos amenazantes y para protegernos le restamos importancia. Los ancianos deprimidos pueden aumentar sus olvidos y confundir sus síntomas con Alzheimer u otro problema de memoria. Lo mismo sucede con emociones fuertes, bloqueamos la mente y eso produce la pérdida cognitiva.

 

  • Factor soledad en las personas mayores: Cuando las personas quedan aisladas de la sociedad y de lo que les rodea, dejan de tener contacto con otras personas y como consecuencia se produce dejadez y falta de interés que termina afectando directamente en la memoria.

 

  • Factores de problemas de salud: Algunos problemas de salud como problemas de tiroides, riñones o hígado, la falta de oxígeno en el cerebro, trastornos craneoencefálicos,  tratamientos para el cáncer o problemas emocionales pueden ocasionar deterioro cognitivo en las personas. Incluso problemas de salud como infección urinaria y deshidratación, las personas mayores de 60 años generalmente dejan de sentir sed y, en consecuencia, dejan de beber líquidos. La deshidratación puede causar confusión mental abrupta, descenso de la presión arterial, aumento de las palpitaciones del corazón, coma e incluso la muerte.

 

  • Factor de pérdida de memoria por deterioro cognitivo leve o demencia: El deterioro cognitivo leve es un trastorno que ocasiona pérdida de memoria leve, pero no impide a la persona realizar sus actividades diarias. Cuando la persona presenta demencia se producen problemas de memoria, del habla, de la atención y del comportamiento.



  • Factor de pérdida de memoria por la enfermedad de Alzheimer: Cuando la persona sufre de esta enfermedad, se produce un deterioro progresivo de la memoria, problemas en la orientación, en la atención y, en general, en la realización de sus actividades diarias. La persona con la Enfermedad de Alzheimer puede mostrar olvidos importantes, como perderse en lugares que ya conoce, perderse en las conversaciones, olvidar la fecha y mostrar síntomas de depresión u hostilidad. Si la enfermedad está un poco más avanzada, puede tener dificultad para cocinar, para mantener sus rutinas de higiene personal y problemas de habla. Finalmente, en un estado muy avanzado se verá que el paciente tendrá problemas para comer, reconocer parientes y se volverá totalmente dependiente.



¿Cómo actuar si un familiar tiene pérdida de memoria?

 

Es habitual que las personas mayores con problemas de memoria no sean conscientes de sus propios problemas, la pérdida de memoria suele ser detectada en primera instancia por familiares o cuidadores.

 

Estar atentos a las señales, comprender los vínculos entre el deterioro cognitivo y los factores de riesgo asociados, contribuye a la prevención o al menos a la postergación del inicio de la demencia.  Por esta razón, si tienes un familiar de edad avanzada o estás al cuidado de un adulto mayor que presente problemas de memoria, la recomendación es acudir a un especialista. 

 

Ten en cuenta antes de abordar el problema que las personas mayores suelen estar reacias a recibir ayuda, por este motivo hay que plantear el tema con paciencia, respeto y empatía. 

 

Si luego de la consulta, el médico de cabecera emite un diagnóstico de pérdida cognitiva, hay que seguir sus indicaciones. Si se trata de una fase leve, debemos facilitar que la persona realice actividades, mantenga sus rutinas en el hogar e interactúe a nivel social. 

 

Si el diagnóstico incluye medicamentos, hay que elaborar una rutina con alarmas y recordatorios para ayudar a nuestros adultos mayores a que sigan las recomendaciones del médico y tomen las pastillas correctamente en el horario indicado.

 

Ser diagnosticado de demencia puede ser muy difícil y duro de asumir para un paciente. Por eso, es importante aportar apoyo emocional desde la familia para que la situación sea menos dolorosa y confusa. Por último, si se observan síntomas de depresión, angustia o estrés, hay que informar al médico o psicólogo a la brevedad posible.

 

CTA 2 Baño seguro

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Ventajas de regular la posición de las piernas en una cama clínica

SEGUIR LEYENDO

Barandas de contención para la prevención de caídas de la cama en el adulto mayor

SEGUIR LEYENDO

Actividad física que se puede realizar con pacientes en cama

SEGUIR LEYENDO