Las actividades físicas más recomendadas para los adultos mayores

Movilidad y Autonomía
Salud del adulto mayor
Andrea

Compartir en

Las alternativas de actividad física que te comentamos a continuación no solo ayudan a las personas de 65 años o más a evitar caídas, que son consideradas graves en esta etapa de la vida.

También contribuyen a su salud física, psicológica y social. Conoce cuál es la más adecuada para tu familiar, según su estado de salud, movilidad y habilidades.

Entre todas las cosas que deben preocuparte como persona responsable del cuidado de un adulto mayor en casa, las caídas son críticas.

¿Sabías que las caídas en un adulto mayor pueden llegar a ser mortales? Lamentablemente, es una realidad demostrada con datos concretos.

De hecho, en Chile los accidentes y traumatismos ocupan el sexto lugar como causa de muerte en personas de 65 años o más. Es más, aproximadamente el 10% de las caídas producen fracturas en los adultos mayores, siendo las más frecuentes las del antebrazo, cadera y húmero, según datos del Departamento de Geriatría de la Universidad Católica, informa la revista El Economista América.

En este sentido, como responsable de tu adulto mayor en casa, es fundamental que consideres que:

  • A mayor edad, mayor riesgo de caídas.
  • Cuando una persona se cae una vez, hay más posibilidades de que lo haga nuevamente.
  • La prevalencia de caídas aumenta con la edad; Mientras las personas de 60 a 75 años tienen un 25% de probabilidades de caerse, esta cifra sube al 45% en edades más avanzadas, indica El Economista América.

Por todo esto, es muy importante prevenir las caídas de la siguiente manera:

  • Mantener limpios los pisos de tu casa y sin obstáculos.
  • Instalar barandas en pasillos, escaleras, baños y duchas.
  • Usar una cama clínica que ayude al adulto mayor en su movilidad cotidiana.
  • Motivar al adulto mayor a hacer actividad física constantemente.

Sobre los beneficios de esta última costumbre, profundizamos a continuación.

¿Cómo la actividad física ayuda a personas de la tercera edad a no caerse?

El ejercicio constante permite que el adulto mayor adquiera más control y firmeza sobre sus extremidades, reduciendo el riesgo de que la persona sufra caiga por falta de equilibrio.

¿Qué otros beneficios tiene el ejercicio para el adulto mayor?

Los beneficios de practicar actividad física regularmente son tan variados como los que propone este documento de la Universidad de Salamanca y el Ministerio de Sanidad y Política Social del gobierno español, organismos que a su vez promueven el bienestar físico y mental de los adultos mayores.

Enumeramos los principales efectos positivos a continuación:

  1. Incrementa la sensación de bienestar en general.
  2. Mejora la salud física y psicológica de una persona.
  3. Contribuye a mantener un estilo de vida independiente.
  4. Disminuye el padecimiento de alteraciones cardíacas e hipertensión.
  5. Ayuda a controlar enfermedades como la obesidad, la diabetes y el colesterol alto.
  6. Facilita que el adulto mayor exprese sus sentimientos y emociones.
  7. Fomenta la autonomía y la interacción con personas que comparten necesidades similares, favoreciendo sus habilidades sociales y cognitivas.

Toma nota de estos consejos para saber cómo mantener activa la mente de un adulto mayor.

¿Cómo debe ser la actividad física para una persona de 65 años o más?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actividad física es cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos y que exija gasto de energía.

No obstante, acotado a personas en edad avanzada, esta definición comprende principalmente aquellas actividades diarias y en contextos familiares o comunitarios que estimulen funciones motoras y prevengan caídas, de acuerdo con el Programa de Estimulación Funcional de los Adultos Mayores.

¿Qué tipos de ejercicios son?

  • Actividades recreativas.
  • Actividades de ocio.
  • Paseos caminando o en bicicleta.
  • Actividades ocupacionales.
  • Tareas domésticas.
  • Juegos.
  • Deporte.
  • Ejercicio programado.

No obstante, no te apresures en hacer que tu adulto mayor practique todas estas actividades. Antes de eso, considera:

  • Estado de salud de un adulto mayor (incluyendo contra indicaciones médicas).
  • Posibilidades en cuanto a movilidad.
  • Habilidades motoras.
  • Gustos e intereses.

¿Cuáles actividades físicas convienen a un adulto mayor?

Más allá de las actividades recreativas y/o pasatiempos que pueden ser realizados en familia o en comunidad, hay algunas prácticas que aportan beneficios específicos para los adultos mayores:

Cardio:

  • Ejercicios cardiovasculares que, con mayor o menor intensidad, contribuyen a mantener un peso corporal adecuado y reducir el riesgo de presentar patologías como la diabetes o la hipertensión.Comprenden la caminata, natación y trote, como recomienda el servicio de residencias para adulto mayor Senior Suites.

Yoga:

  • Pensada especialmente para aquellas personas que tienen problemas de postura y también quienes quieren mejorar su flexibilidad corporal y ánimo, así como evitar caídas fortaleciendo su equilibrio.

Pilates:

  • Es similar a la práctica de yoga y fomenta el fortalecimiento de los sistemas músculo esquelético, osteoarticular, circulatorio y respiratorio.

Taichi:

Natación:

  • Siempre y cuando lo autorice el médico de cabecera, este ejercicio aeróbico mejora la postura, flexibilidad, movilidad y coordinación sin impactar a las articulaciones.

Baile:

  • Junto con ayudar a mantener el peso, controlar la presión sanguínea, aliviar dolores articulares y prevenir la osteoporosis, este movimiento ayuda a ejercitar la memoria y la atención.

Conclusión

Sea cual sea la actividad física que decida hacer tu adulto mayor, que no olvide el objetivo central de todo: que se sienta mejor.

Por eso es clave que juntos determinen qué actividad es la más adecuada según su salud, condiciones físicas, intereses y habilidades.

Finalmente, para que todo resulte bien, ten en cuenta el estado de ánimo de la persona antes de que comience la actividad física, vigilar que se desplace bien por el riesgo de caídas, que el lugar donde haga los ejercicios sea seguro, y que la práctica incluya técnicas de relajación y respiración.

 

 

Conoce más con la guía: Ayuda a tu adulto mayor a estar cómodo y activo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

Movilidad en el adulto mayor con diabetes: cómo y por qué reforzar la fuerza y masa muscular

SEGUIR LEYENDO

¿Por qué el cuidado de los dientes y los pies es importante para un diabético?

SEGUIR LEYENDO

Control de peso y diabetes en adultos mayores

SEGUIR LEYENDO