¿Cuáles son las camas clínicas disponibles en Chile?

Camas Clínicas
Movilidad y Autonomía
Mariví Coello

Compartir en

La hospitalización domiciliaria es una alternativa para el cuidado de los adultos mayores ya que proporciona un entorno más cómodo y familiar para ellos.

Registros recientes señalan que esta modalidad no solo alivia la presión sobre los hospitales públicos y privados, sino que también ofrece una manera más eficiente y personalizada de atender las necesidades de pacientes con enfermedades crónicas o en recuperación posoperatoria.

Un estudio publicado en 2022 en la Revista Médica de Chile subraya cómo la pandemia de COVID-19 evidenció la efectividad de la hospitalización domiciliaria, destacándola como una respuesta adecuada a los desafíos que enfrenta el sistema de salud. 

Para la hospitalización domiciliaria lo primero que se requiere es una cama clínica adecuada. Afortunadamente, el mercado chileno cuenta con una oferta sólida y en crecimiento de estas camas, lo que puede resultar abrumador al momento de buscar la mejor opción para atender a un familiar en casa. Exploremos las opcioens que puedes conseguir.

camas_disponibles_chile_interna1

Camas clínicas más populares en el mercado chileno

Para mayo de 2024, Chile cuenta con una oferta bastante robusta de camas clínicas para el hogar y una lista bastante larga de proveedores, entre los cuales destacan Betten, Dr. Care, Portal Health, Casa del Abuelo, Dipromed, First Care y Camillas Chile.

La oferta básica se compone de camas eléctricas y manuales de dos y tres posiciones y a ella se adicionan modelos más especializados para atender necesidades concretas:

internas (1)

Cama de 2 posiciones: Permite ajustar la inclinación del torso (hasta 85 °) y de las piernas (hasta 50 °). 

Ideal para pacientes con movilidad reducida pero que conservan cierta independencia y cuyos requerimientos con respecto a la cama son sencillos o temporales. Esta cama, de altura fija, es para pacientes cuya estatura o condiciones físicas no le suponen necesidades de adaptación de la altura de la cama con respecto al piso.

tabla2_tres_posiciones-1

Cama de 3 posiciones: Permite ajustar la inclinación del torso (hasta 85 °) y de las piernas (hasta 50 °) y la altura de la cama con respecto al piso (entre 35 y 90 cm).

Cama idónea para pacientes con movilidad reducida y necesidad de asistencia para su aseo y alimentación o que requieren curas o tratamientos en cama. Se ajusta a las necesidades de pacientes con estaturas por encima o por debajo de la media.

tabla3_cinco_posiciones-1

Cama de 5 posiciones: Permite ajustar la inclinación del torso (hasta 85 °), de las piernas (hasta 50 °) y de toda la cama bien sea con los pies más bajos que la cabeza (posición de Trendelenburg) o con la cabeza más baja que los pies (posición de Trendelenburg invertida). Además, también permite adecuar la altura de la cama con respecto al piso (entre 35 y 90 cm) de altura.

Esta cama está pensada para pacientes con condiciones diversas, generalmente crónicas o graves (como enfermedades pulmonares, problemas circulatorios y de presión sanguínea, trombosis venosa profunda, lesiones ortopédicas u obesidad mórbida) que pasan mucho tiempo en la cama, tienen movilidad reducida y requieren asistencia para su aseo y alimentación, curas o tratamientos en cama. Debe ser prescrita por el médico tratante y manejada por personal calificado, como enfermeros o médicos, pues las inclinaciones de Trendelenburg podrían representar riesgos para la salud de las personas que no las requieran.

tabla4_siete_posiciones-2

Cama de 7 posiciones: Permite ajustar la inclinación ya sea del torso (hasta 85 °), de las piernas (hasta 50 °), de toda la cama hacia la cabeza (posición de Trendelenburg), de toda la cama hacia los pies (Trendelenburg invertida) y de toda la cama hacia los lados (tilting). Además, también permite adecuar la altura de la cama con respecto al piso (entre 35 y 90 cm) de altura.

También está diseñada pensando en una población con una salud comprometida que requieren tratamientos específicos en cama. Al igual que la de cinco posiciones, debe ser prescrita y operada por personal debidamente calificado.

tabla5_silla_cardiaca-1

Cama con posición de silla cardíaca: Tiene todas las prestaciones que las camas de 5 o 7 posiciones más la posibilidad de colocar la cama en posición de silla.

Estas camas están diseñadas para posibilitar la movilidad del paciente, en especial el que no puede salir de la cama. Permite al usuario ajustar su postura para mejorar la circulación sanguínea y aliviar la presión en los puntos de contacto. También es un tipo de cama cuyas posiciones posibles deben usarse bajo prescripción médica y aplicadas por personal debidamente calificado.

Las camas de dos y tres posiciones vienen en versión manual o eléctrica, mientras que las demás vienen por lo general solo en versión eléctrica.

En general, las camas manuales son ideales para pacientes que, aun teniendo movilidad reducida, pueden salir de la cama con frecuencia, usar el baño para su aseo o comer fuera de la cama, pero requieren dormir con el torso o las piernas a una cierta inclinación para mejorar o preservar sus condiciones generales; mientras que las camas eléctricas se recomiendan para pacientes con menor movilidad, que permanecen largo tiempo en la cama y suelen requerir aseo y alimentación en ella.

Conoce las mejores marcas de camas clínicas en el mercado chileno

En términos de diseño, se pueden encontrar en Chile modelos de camas, generalmente eléctricas y de 3 a 7 posiciones, forradas en madera o con acabados que imitan las maderas más comunes entre el mobiliario estándar.

Este tipo de cama es recomendable para quienes la usarán indefinidamente o para los pacientes a quienes les cuesta la transición, para reducir el impacto psicológico que puede ocasionarles ver en su habitación de la casa una cama con un aspecto de hospital muy marcado.

Algunas camas resaltan por peculiaridades como mayores dimensiones, convenientes para pacientes de estaturas atípicamente altas (por encima de 1,80 m), con cuerpos grandes (para pacientes con obesidad, Chile dispone de camas clínicas bariátricas, que soportan mayor peso que las camas estándar). 

camas_disponibles_interna2

También se pueden ver en Chile algunas camas con características adicionales, como un botón que permite poner la cama en “posición de emergencia” en un solo movimiento, en caso de que el paciente requiera atención inmediata, por ejemplo, en caso de dolor. Al igual que las camas de cinco y siete posiciones y la cama con silla cardiaca, este tipo de característica requiere pericia y gestión por parte de personal calificado.

¿Y cuál es la mejor?

En general, la cama clínica ideal es la que ofrece seguridad y comodidad mientras permite un rango de movimiento que ayude a preservar la independencia del paciente.

Si tu familiar puede salir de la cama frecuentemente y solo requiere dormir con el torso o las piernas inclinados, podría servirle perfectamente una cama sencilla, por ejemplo, una manual de dos posiciones; mientras que, si su movilidad es muy reducida, o si pasa muchas horas solo en casa, o bien lo cuida otro adulto mayor, lo idóneo es elegir una cama eléctrica con al menos tres posiciones para garantizar mayor comodidad tanto para el paciente como para su cuidador. Se puede decir que la cama que mejor cubre la mayoría de las necesidades de la población promedio es la cama eléctrica de tres posiciones.

New call-to-action

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo lavarle la cabeza a un paciente en cama?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo asear a un paciente en cama?

SEGUIR LEYENDO

Seis trucos para limpiar una cama clínica

SEGUIR LEYENDO