Sillas de ruedas para una persona con Alzheimer ¿Cómo escoger la correcta?

Movilidad y Autonomía
Cuidadores Adulto Mayor
Angie

Compartir en

El Alzheimer es un tipo de demencia que puede alterar y causar problemas relacionados con la memoria, el comportamiento y el pensamiento. 

Los síntomas suelen desarrollarse lentamente, pero empeoran con el tiempo hasta que interfieren en la vida cotidiana de los pacientes. 

Muchos asociamos el Alzheimer con la pérdida de memoria. Sin embargo, esta enfermedad puede ir mucho más allá, afectando nuestra capacidad física y habilidad para desplazarnos.

Según un estudio realizado por el neuropsicólogo Dr. S Della Sala, al menos el 50% de las personas con Alzheimer enfrentan problemas para caminar alrededor de tres años después de que son diagnosticadas. 

Además, las personas mayores que sufren Alzheimer suelen caminar más lentamente y tropezarse o caerse con más frecuencia. 

 

¿Por qué el Alzheimer causa problemas de movilidad? 

Algunos expertos creen que la pérdida de la movilidad causada por el Alzheimer está vinculada a lo que se conoce como apraxia de la marcha, un término que define una serie de síntomas relacionados con la incapacidad de realizar movimientos de forma voluntaria que ya el paciente conoce.  

Estos síntomas suelen asociarse con lesiones en el lóbulo frontal cerebral y causan retraso en el movimiento, marcha inestable, pasos cortos, entre otros. 

Otros factores que pueden causar problemas de movilidad en pacientes con Alzheimer son la medicación y condiciones médicas subyacentes, como los accidentes cerebro-vasculares.

Entonces… ¿Los pacientes con Alzheimer necesitan sillas de ruedas? 

Cuando una persona con Alzheimer u otro tipo de demencia enfrenta problemas de movilidad, una silla de ruedas puede ser una excelente herramienta para ayudarlos a ser autosuficientes y ganar más independencia o autonomía. 

Sin embargo, es importante escoger el modelo correcto para que las personas mayores bajo nuestro cuidado estén tan cómodas y seguras como sea posible. 

Los 4 mejores tipos de sillas  de ruedas para pacientes con Alzheimer 

En este sentido, aquí hay una lista con los mejores tipos de sillas de ruedas para un adulto mayor con Alzheimer. 

Sillas de rueda manuales

  • Silla de ruedas manual 

Los modelos básicos siguen siendo altamente beneficiosos para los adultos mayores, especialmente para quienes sufren algún tipo de demencia, incluyendo el Alzheimer. 

Dependiendo del modelo que escojamos, las sillas de ruedas manuales pueden ser livianas o ligeras y pesadas. Ambas pueden funcionar sin problemas dependiendo del nivel de fuerza que tengan los usuarios. 

La mayor parte del tiempo, como cuidadores, debemos manipular estas sillas de ruedas. Por lo tanto, también debemos considerar nuestra fuerza al seleccionar el diseño correcto. 

Sin embargo, en general, las sillas de ruedas manuales son útiles para los pacientes con Alzheimer porque son fáciles de usar y brindan estabilidad. 

 

Silla_de_ruedas_aluminio

  • Sillas de ruedas de aluminio 

Una silla de ruedas también puede estar hecha de múltiples materiales. Uno de los mejores para los pacientes con Alzheimer es el aluminio. 

Además de ser ligero, facilitando las maniobras o movimientos al usar las sillas de ruedas, el aluminio es resistente. 

Una persona con demencia suele necesitar muchos cuidados. Por esa razón, una silla de ruedas de aluminio puede ser la mejor opción, ya que son resistentes a diferentes agentes externos. Esto es particularmente útil, especialmente si necesitamos usarla para ayudar a los pacientes a lavarse el cabello, por ejemplo. 

 

Sillas de ruedas reclinables

  • Sillas de ruedas reclinables 

Muchos pacientes con Alzheimer necesitan ayuda de dos o más personas para actividades cotidianas como ir al baño, levantarse de la cama o simplemente acostarse. 

En estos casos, las sillas de ruedas reclinables son excelentes opciones, ya que nos permiten bajar el respaldo hacia el suelo de manera segura para ayudar a los pacientes a levantarse. 

Estos modelos también facilitan el cambio de ropa y pueden ser mucho más cómodos cuando los usuarios deben pasar mucho tiempo sentados. 

 

Sillas de ruedas de confort

  • Sillas de ruedas con diseño ergonómico 

Estas sillas de ruedas han sido diseñadas para personas que deben usarlas de forma permanente o durante períodos prolongados. 

El Alzheimer no tiene cura. A pesar que existen medicamentos que pueden ayudar a los pacientes a vivir con los síntomas, las etapas avanzadas de la enfermedad pueden hacer que una persona dependa al 100% de una silla de ruedas para desplazarse. 

En este escenario, una silla de ruedas con diseño ergonómico podría ayudar a nuestros familiares con Alzheimer a sentirse más cómodos y evitar molestias en la zona lumbar, del cuello u hombros, incluso si pasan la mayor parte del tiempo sentados. 

Pensamientos Finales 

Hay diferentes apoyos para los adultos mayores con problemas de movilidad, incluyendo las muletas, el bastón y los andadores. Sin embargo, para pacientes con Alzheimer, las sillas de ruedas pueden ser las mejores opciones. 

Ya que la enfermedad puede impactar las habilidades cognitivas y físicas de una persona, causando problemas al caminar, las sillas de ruedas pueden ser una herramienta útil para ayudarlos a realizar sus actividades durante el día a día, desplazarse, y más. 

Sin embargo, tenemos que escoger la opción correcta. Por esa razón, es indispensable tomar en cuenta las necesidades de nuestros seres amados antes de tomar una decisión. 

New call-to-action

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo ayuda la fisioterapia y el ejercicio a mejorar el ánimo del adulto mayor?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo beneficia el ejercicio físico a la salud mental en la adultez?

SEGUIR LEYENDO

Mantenerse activo en la vejez: ¿Cuánta actividad física necesitan los adultos mayores?

SEGUIR LEYENDO