¿Cómo ayudar a los adultos mayores a lidiar con las situaciones que alteran sus vidas?

Movilidad y Autonomía
Salud del adulto mayor
Cuidadores Adulto Mayor
Angie

Compartir en

La vejez es un período lleno de cambios, mayormente repentinos, que pueden afectar la vida de los adultos mayores. 

Si bien no todos los cambios son negativos, puede ser difícil para cualquier persona ver cómo su rutina y lo que antes era su día a día se transforman por completo. 

Además, en muchos casos, el paso de los años también trae consigo acontecimientos impactantes como dejar de trabajar, la muerte de la pareja, un amigo u otro familiar, el diagnóstico de una enfermedad, entre otros.

Afortunadamente, hay algunos consejos que podemos seguir para promover un envejecimiento positivo y ayudar a nuestros familiares en la tercera edad a lidiar con estos eventos. 

 

Pérdida de un ser querido 

Uno de los aspectos más difíciles con los que tenemos que lidiar en la vejez es la pérdida de los seres amados. Los adultos mayores se enfrentan con frecuencia a esos eventos, ya sea porque su pareja, un familiar o algún amigo cercano fallece. 

En estos casos, hay algunas cosas que podemos hacer para que nuestros familiares en la tercera edad puedan sentirse mejor después de una pérdida, incluyendo:

  • No temer hablar o recordarles esa persona que ya no está con nosotros a través de conversaciones afectuosas para ayudarlos a sentirse menos solos. 
  • Hacerles saber que entendemos cuán difícil es su situación y que pueden ser vulnerables. Es mejor evitar frases como “sé cómo te sientes” o “esa persona está en un lugar mejor,” ya que esto puede minimizar sus sentimientos. En su lugar, podemos motivarlos a liberar sus emociones y hablar sobre ellas. 
  • Si nuestros seres queridos no quieren hablar al respecto, podemos simplemente sentarnos a su lado. Esto puede ser mucho más reconfortante que las largas conversaciones. 

Sensación de soledad cuando alguien importante está lejos 

A veces, los adultos mayores ven a sus mejores amigos de toda la vida mudarse lejos o emigrar a otros países junto a sus hijos. 

Lidiar con esta situación puede ser muy difícil para muchos, ya que pueden aparecer los sentimientos de soledad y aflicción. Sin embargo, podemos seguir estos consejos para evitar que estos cambios bruscos afecten su salud mental

  • Si sus amigos o familiares están relativamente cerca, podríamos intentar llevarlos con ellos un fin de semana o durante las vacaciones para que puedan compartir tiempo juntos 
  • Cuando las reuniones físicas son imposibles, la tecnología puede echarnos una mano. Enseñar a nuestros abuelitos a usar celulares o computadoras puede ayudarlos a mantenerse en contacto con sus seres amados. 
  • Recordarles que no están solos y tanto nosotros como otros amigos y familiares también pueden apoyarlos. 
  • Motivarlos a reunirse con otros grupos o involucrarse en actividades junto a sus vecinos. 

Quedar sin trabajo 

Si bien el descanso es clave para el envejecimiento saludable, muchos adultos mayores pueden sentirse tristes o creer que perdieron una importante parte de sus vidas al dejar de trabajar. 

Muchos también empiezan a sentirse mal consigo mismos por no poder hacer las actividades que podían hacer antes o perder su independencia financiera. 

Para ayudarlos a abordar estos eventos, podemos buscar una manera de hacer que se sientan útiles y puedan apoyarnos. 

Incluso si no pueden hacer estas tareas a la perfección, es importante que nuestros seres queridos en la tercera edad sientan que pueden contribuir. Estas son algunas de las cosas con las que podemos pedirles ayuda: 

  • Doblar la ropa. 
  • Organizar sus pertenencias. 
  • Escribir las listas del supermercado. 
  • Anotar cosas importantes. 
  • Mantenernos actualizados con las noticias (esta es una excelente idea para los abuelitos que aman leer el períodico y estar al tanto de lo que pasa en el mundo).
  • Ayudar en la cocina, como cortando las verduras para la cena. 
  • Acompañarnos a comprar la comida u otros productos para el hogar. 
  • Organizar los cajones.
  • Entre otros.

Ser diagnosticados con alguna enfermedad 

Otro de los eventos que pueden marcar la vejez es ser diagnosticados con alguna enfermedad crónica, como la insuficiencia respiratoria aguda o Alzheimer. 

Cuando esto ocurre, nuestros abuelitos pueden perder la esperanza de vida o sentir que son una carga para sus familiares. Por lo tanto, para ayudarlos a enfrentar este acontecimiento, podemos: 

  • Educarlos respecto a su enfermedad. 
  • Permitirles hacer todas las preguntas que tienen en mente e intentar responderlas de la mejor manera posible.
  • Motivarlos a tomar nota de lo que pueden hacer para sentirse mejor o controlar los síntomas, permitiéndoles ver que su enfermedad puede ser tratada.
  • Llevarlos a sus consultas o controles médicos. 
  • Estar con ellos durante sus tratamientos.
  • Cuidar de sus necesidades en términos de salud y medicación. 

 

Pérdida de la movilidad o discapacidad 

Si la enfermedad o condición los incapacita físicamente, la salud mental de los adultos mayores también podría verse afectada. 

Recordemos que perder la movilidad o sufrir alguna discapacidad significa que pueden perder su dependencia física o necesitar nuestra ayuda para hacer muchas de las cosas a las que están acostumbrados. 

Esto es lo que podemos hacer para ayudarlos a sentirse mejor y enfrentar de mejor manera su condición: 

  • Acondicionar sus espacios: Podemos adaptar sus tinas para que los adultos mayores puedan entrar y salir del baño incluso si tienen problemas de movilidad. Este tipo de cambios en el hogar ayudan a que los mayores puedan mantener sus rutinas y autonomía.
  • Ayudarlos a mantener sus mentes activas realizando ejercicios para la memoria y aprendiendo cosas nuevas como escribir, dibujar, coser, cocinar, cantar, aprender un nuevo idioma o participar en un voluntariado de la comunidad.
  • Motivarlos a mover su cuerpo, realizar estiramiento y caminar.
  • Crear una rutina para darles una sensación de comodidad y control. 

Pensamientos Finales 

La vejez puede ser un período hermoso pero difícil y lleno de altibajos. Sin embargo, con amor y apoyo, nuestros abuelitos pueden abrazar el paso de los años sin que estos cambios impacten negativamente su salud mental. 

Te invitamos a descargar la Guía gratuita: Cómo cuidar la salud mental de un adulto mayor.

 

New call-to-action

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *




Posts relacionados

¿Cómo ayuda la fisioterapia y el ejercicio a mejorar el ánimo del adulto mayor?

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo beneficia el ejercicio físico a la salud mental en la adultez?

SEGUIR LEYENDO

Mantenerse activo en la vejez: ¿Cuánta actividad física necesitan los adultos mayores?

SEGUIR LEYENDO